MaterialesEcologicos.es

Beneficios del hibisco para la salud

El hibisco es una planta subtropical de la familia Malvaceae. Destaca por el uso curativo y refrescante de sus flores. Esta planta comestible es tremendamente beneficiosa para nuestra dieta, pues contiene vitaminas y propiedades tónicas, laxantes, digestivas, diuréticas y balsámicas.

Ultima actualización de precios: 2021-09-07 a las 18:12

Hibisco, una planta muy popular en climas cálidos y húmedos

El origen de esta especie no es del todo claro, ya que hay teorías que reivindican su origen americano, mientras otras sitúan su procedencia entre Asia y África. Sea como sea, el género Hibiscus se encuentra hoy presente en todo el mundo.

Por tanto, no es de extrañar que reciba múltiples nombres allá donde se encuentre: flor de Jamaica, rosella, flor de cayena, amapola, cardenales, pacífico, Pedro II, papo o rosa china, entre otras muchas denominaciones.

Su popularidad reside en los muchos usos que se ha hecho de esta planta. Hay que remarcar que ha sido un aliado incondicional a la hora de combatir el calor y la sed, aunque también se ha utilizado muy frecuentemente de forma terapéutica. E, incluso, también se ha utilizado con fines ornamentales en la jardinería.

flor del hibisco
Flor del hibisco

Beneficios de la infusión de hibisco para la salud

Podemos apreciar cómo en algunos lugares se consume el hibisco en forma de agua refrescante. Por el contrario, en otros prefieren caramelizarlo y comerlo como si de un dulce se tratara. Sin embargo, también es muy habitual prepararla en infusión. Y no es de extrañar, pues esta planta contiene numerosos beneficios para nuestra salud:

  • Es un gran remedio para combatir la acidez estomacal y la gastroenteritis, además de que favorece la digestión, acelera el metabolismo y estimula el movimiento de los intestinos.
  • El hibisco puede funcionar como protector natural del hígado y restaurador de sus funciones tras intoxicaciones alimentarias o alergias.
  • También son muy conocidas sus propiedades diuréticas y antisépticas, válidas para las infecciones en el tracto urinario y para la inhibición de agentes patógenos.
  • Además, el hibisco protege las mucosas de los conductos respiratorios y mitiga la irritación de garganta. La acción balsámica y el alto contenido en vitamina C de sus flores hace que sean muy beneficiosas para tratar las afecciones respiratorias, como catarros, gripes y bronquitis.
  • También favorece la circulación, ya que dilata las arterias. Por esta razón, está indicado en casos de hipertensión arterial y para el tratamiento de varices, hemorroides y sabañones. Sin embargo, hay que indicar que las personas con presión arterial baja deben consumirla con moderación, ya que disminuye los niveles de tensión.
  • El hibisco se usa también como tranquilizante en los casos de insomnio y para mitigar el nerviosismo y ansiedad.
  • Sus aportes en la restauración del equilibrio hormonal hacen que también favorezca la reducción de los síntomas premenstruales y menstruales.
  • También se ha utilizado el hibisco como un antidepresivo natural por su alto contenido en vitaminas y minerales.

Contraindicaciones

A pesar de los muchos beneficios de esta planta, hay ocasiones en que no es recomendable tomarla o abusar de ella: está contraindicado en mujeres embarazadas, ya que puede afectar al estrógeno. También es importante que la tomen con moderación aquellas personas diabéticas, ya que puede disminuir los niveles de azúcar.

Por lo demás, el hibisco es un gran aliado en la dieta diaria, ya sea por sus propiedades curativas, su sabor o su potencial como bebida refrescante. Eso sí: toda infusión hay que consumirla acompañada de una alimentación balanceada.

Puntúa este artículo
Valoración: 0 (0 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.