MaterialesEcologicos.es

Grapadoras sin grapas

Sin grapas

¿Qué ventajas ofrecen las grapadoras ecológicas sin grapas? ¿Cómo funcionan? ¿Merecen la pena? ¿Cuándo pueden sustituir de manera eficaz a las grapas normales de alambre?

El principio de funcionamiento de las grapadoras sin grapas es muy simple. Obtienen las grapas a partir del propio papel, por así decirlo.

Los primeros modelos eran poco efectivos. De hecho, apenas grapaban tres o cuatro folios. Sin embargo, estas máquinas han mejorado en los últimos años. En ciertos casos constituyen una alternativa a la grapadora tradicional de oficina.

Ultima actualización de precios: 2021-02-26 a las 15:18

¿Cómo funcionan las grapadoras sin grapas?

Las grapadoras sin grapas cosen las hojas con una pseudograpa sacada del propio papel. El ingenio funciona más o menos como sigue. La máquina tiene una doble cuchilla en su interior. Esta afilada hoja perfora el papel de dos maneras.

Por un lado, uno de los cortes forma la cuña de papel. Es decir, la pieza con que se unirán las hojas. Por otro lado, la máquina hace un segundo corte, un canal donde inserta el pliegue de papel antes obtenido.

Grapadoras ecológicas sin grapas
Grapas de alambre para grapadoras de oficina

Pero ¿cómo funcionan realmente las grapadoras sin grapas? En primer lugar, perforan el bloque de hojas por grapar. Simultáneamente, un troquel talla una porción de papel en forma de flecha: es la pieza hace las veces de grapa.

Por último, aplicando torsión se introduce este recorte en la ranura. De esta forma quedan sujetas las hojas, sin tener que usar grapas metálicas.

Grapadora ecológica sin grapas Harinacs
Una grapadora sin grapas de la marca Harinacs. Fuente

Por cierto, las primeras grapadoras sin grapas no solo eran muy caras, además, había que hacer mucha fuerza para coser los papeles. Posteriores modelos han corregido este punto, de hecho, incluso los niños pueden usarlas.

Ventajas de las grapadoras sin grapas

Una ventaja de esta herramienta es que se puede triturar el papel sin tener que quitar la grapa (que no existe). Es cierto que casi cualquier destructora de documentos admite grapas. Sin embargo, con el reciclaje en mente el beneficio es evidente: las virutas de papel no se mezclan con el alambre.

Grapadoras ecológicas sin grapas, una alternativa a la grapadora convencional
Grapadora convencional de oficina

En segundo lugar, se ahorran grapas, obviamente. Pero no es solo el ahorro económico la ventaja que esto tiene: también ahorramos tiempo. Por un lado, te olvidarás de comprar grapas. Por otro, de recargar la grapadora. Así es: no tendrás que almacenar ninguna grapa de alambre, pues las grapadoras sin grapas funcionan sin ningún tipo de consumibles.

En tercer lugar, las cosedoras de papel sin alambre son más seguras. Por su reducido tamaño, las grapas son peligrosas para niños pequeños. Las pueden tragar accidentalmente. Y cabe siempre la posibilidad, cual ley de Murphy, de que se las claven jugando. Por su puesto, con una grapadora sin grapas no ha lugar para el fatal pinchazo.

Impacto ambiental

Las grapadoras ecológicas sin grapas pueden tener un impacto positivo sobre el planeta. Por ejemplo, podrían suponer dejar de fabricar varias toneladas de acero cada año.

Un grano de arena no hace granero, pero cada año son millones y millones las grapas que usamos en oficinas y hogares. De hecho, algunas estimaciones calculan que gastamos cuando menos unos 4000 millones de grapas al año.

Así que estas grapadoras ecológicas podrían ahorrar decenas de toneladas de acero. Y esto a su vez conlleva un notable ahorro de energía y transporte. Por sí sola, esta es una buena razón por la que comprar una de estas grapadoras. Sí, a pesar de que son de plástico.

Algunos inconvenientes…

Tal vez estés pensando, por lo dicho hasta ahora, que estas grapadoras se presentan como si fuesen el quijotesco bálsamo de Fierabrás. Bueno, no todo es positivo. Como todo producto, ¡tiene sus pros y sus contras!

En primer lugar, un inconveniente del grapado sin grapas es el volumen que ocupa el papel. De hecho, al tiempo que ciertas empresas desarrollaban las grapadoras sin grapas, otras apostaban por otro tipo de tecnología: el grapado plano flat-clinch.

La grapadora convencional dobla las grapas a la salida del documento y forma una ligera curva. Entre el alambre y el papel se crea así un pequeño espacio, muy útil para quitar la grapa cuando no tenemos quitagrapas.

Sin embargo, la grapadora flat-clinch deja la grapa completamente plana y bien prensada sobre el papel. De esta forma, el volumen ocupado por los documentos en las carpetas de anillas se reduce en torno a un 40 %.

¿Y qué pasa con la grapadora sin grapas? ¡Pues que las hojas aun ocupan más que con el sistema clásico! Así pues, esta es una debilidad de esta herramienta frente a las tradicional grapadoras de oficina.

Otro inconveniente es el plástico: ninguna marca las ofrece con carcasa metálica.

El futuro de las grapadoras sin grapas

Las ventas de las grapadoras tradicionales se han reducido con la invención de estas máquinas, especialmente, tras la llegada de modelos que capaces de grapar hasta 10 hojas. Como resultado, los propios fabricantes de grapadoras clásicas han decidido apostar por este formato de engrapadora.

Es previsible que en los próximos años continúe mejorando el diseño de las grapadoras sin grapas. En Japón, país donde se inventó la grapadora moderna sin grapas, la venta de estos modelos ya alcanza el 30 % del mercado.

Mucho más complicado parece, sin embargo, sustituir a las grapadoras industriales, las usadas para grapar grandes montones de papel. Hablamos de grandes grapadoras que cosen de entre 50-250 hj. de papel. Usan para ello grapas de acero reforzado con patillas muy afiladas.

Grapadoras de pliegues, un nuevo tipo de grapadora sin grapas

Otro inconveniente de las grapadoras ecológicas sin grapas, y fuente importante de opiniones negativas sobre el producto, es el agujero que dejan en el papel. Aunque no compromete la resistencia del grapado, algunas personas lo encuentran poco estético.

Por ello, marcas como Kokuyo han inventado un nuevo tipo de grapadora sin grapas: la grapadora de pliegues Harinacs. En este caso, no se perfora el documento, sino que se ondulan y entrelazan las esquinas del papel, formando pliegues. Esta unión no es permanente: se puede deshacer alisando el rizo con un rodillo liso (pongamos un simple rotulador). Esta máquina permite grapar hasta cinco hojas sin esfuerzo.

Ver este vídeo en YouTube.

Conclusiones

Celo ecológico, bolígrafos reciclados, pósits sostenibles… y grapadoras sin grapas. La papelería ecológica es cada vez más completa. Y esto lo agradecen las baldas del armario donde se guarda el material de oficina, pero también la Tierra.

P.D.: solo en 2019, se produjeron en todo el mundo 1869 millones de toneladas de acero. Así que tal vez sea mejor reservar material para fabricar sartenes o botellas

Ultima actualización de precios: 2021-02-26 a las 15:28

Puntúa este artículo
Valoración: 4.7 (3 votos)

2 comentarios en «Grapadoras sin grapas»

  1. Hola, mi consulta es sobre la entrega de productos, dado que los pedidos por amazon suelen llegar empaquetados en cajas y varios plásticos que «protegen» el producto. Hay forma de modificar esto o de retirar los productos por alguna tienda o local? Gracias

  2. Gracias por tu comentario Maria Eugenia. Nosotros no vendemos directamente los productos que anunciamos, no somos una tienda, sólo recomendamos alternativas ecológicas que nos parecen interesantes. Es cierto lo que dices, muchas veces un simple cartón o el propio embalaje del producto sería suficiente y se abusa del plástico sin necesidad. Lo único que se me ocurre es que intentes, a través del fabricante del producto, localizar un distribuidor local por tu zona donde lo puedas comprar físicamente. Saludos.

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *