MaterialesEcologicos.es

Cepillos de dientes ecológicos de bambú

Es tal vez el peor de todos, el principal culpable; sí, de los útiles de aseo personal que usamos a diario, el cepillo de dientes de plástico se lleva la palma. Ni es ecológico ni es sostenible. Y es peor que otros accesorios de plástico por este motivo: tienes que renovarlo a menudo. Tal vez buscando una alternativa has llegado hasta aquí… Para descubrir los cepillos de dientes de bambú. Hablemos de ellos entonces

Ultima actualización de precios: 2021-02-26 a las 07:28

El infame cepillo de plástico

Que sí. Que ya sabemos que el plástico es malo. Pero hay plásticos, y plásticos. Un cepillo para el pelo de plástico es malo; uno de dientes es peor.

Para empezar, en el cepillo de dientes de toda la vida todo es plástico: desde el mango hasta las cerdas, y sin olvidarse del capuchón protector. ¡Plástico hasta en el embalaje! Sí, el tipico blíster de plástico y cartón. El consumo de plástico y los residuos que con él se generan son aberrantes…

Y lo anterior no es lo peor, ni mucho menos. Lo peor es que repetimos tal proceso cada dos meses, a lo sumo tres.

Así que, si aún no conoces el cepillo de dientes de bambú, si de verdad sigues usando alegremente un cepillo de plástico, no esperes a que venga a visitarte el fantasma de las navidades futuras como en el cuento de Navidad de Dickens. Que para entonces igual ya es tarde… Mejor ve pensando en comprar tu cepillo de dientes de bambú.

El bambú. Ese material ecológico y renovable que arrasa. Ese misterioso junco oriental que te ha traído hasta aquí. Pero ahora hablemos de cepillos… 😉

¿Por qué querrías comprar un cepillo de dientes de bambú?

La razón más importante es que el bambú es un material hermoso; y el plástico… eso es un horror, y es de salvajes… Bromas aparte, el cepillo de bambú queda mejor que bien en tu baño, pero tiene muchas más ventajas.

En primer lugar, el plástico de tu cepillo de dientes puede tardar hasta 700 años en degradarse. Por el contrario, las bacterías del suelo darán buena cuenta del bambú en cuestión de meses. Como mucho, esos pequeños microorganismos tendrán comida para unos pocos años, no más.

Cepillo de dientes ecológico con cerdas de carbón activo
Cepillo de dientes de bambú con cerdas de carbón activo

En efecto, el bambú es un material renovable resistente a la humedad, así que le llevará un tiempo degradarse. Sin embargo, lo termina haciendo, como cualquier otra planta.

Piensa que el tocón de un árbol cortado se mantiene varios años en buen estado. Pero al final se pudre. Y lo mismo va a pasar con tu cepillo de bambú. No hay madera que sin tratar cien años dure. El bambú no es una excepción. Pero hay otra ventaja.

El plástico del cepillo de dientes, en su lento proceso de descomposición, se desmigaja en forma de diminutas partículas: los microplásticos. Si el vertedero donde tu cepillo duerme ahora el sueño eterno queda cerca del mar, una u otra tormenta se llevará los microplásticos al océano.

Sin embargo, con el palo del cepillo de dientes de bambú, puesto que es solo un trozo de caña vegetal, simple materia orgánica, no se va a dar este problema.

Y, finalmente, hay otra ventaja. Fabricar plástico a partir de derivados de petróleo contamina; pero no lo hace, en cambio, la madera de bambú.

Cepillos de dientes de bambú sin BPA
Los cepillos de dientes de bambú no tienen PVC, BPA ni ftalatos

Más ventajas de los cepillos de dientes ecológicos…

Por fortuna, quienes fabrican cepillos de dientes ecológicos suelen ser coherentes —no siempre— y, además de hacer el mango del cepillo de un material reciclable y biodegradable como el bambú o la madera, venden el cepillo en un embalaje de cartón reciclado. O al menos así lo hacen la mayoría de marcas.

Lo anterior significa que al comprar un cepillo de dientes de bambú también estás librando al planeta del plástico del blíster.

Por otro lado, el bambú es una caña que, por su crecimiento ultrarrápido, se considera uno de los mejores materiales ecológicos, desde el punto de vista de la sostenibilidad. ¡En los monzones esta fascinante planta es capaz de crecer hasta un metro al día!

Asimismo, no se necesitan usar pesticidas cultivar bambú, porque es una especie vegetal naturalmente resistente a las plagas.

Pero «¿Qué pasa con las cerdas?», te preguntarás. Pues no, las cerdas no son de bambú. Pero están libres de bisfenol A, lo que las hace seguras para la salud de dientes y encías.

Es más, siguiendo con lo anterior, las cerdas de cepillos de dientes biodegradables tratadas con carbón activo previenen y evitan la proliferación de bacterias. Esto es muy habitual en los cepillos de cerdas sintéticas, sobre todo cuando se quedan húmedos en un espacio sin ventilación (como el armario del baño).

¡Aja! ¿Entonces todo son ventajas, no? ¿No hay ningún inconveniente? ¿Voy encargando pues media docena de cepillos? ¡Detente insensato/a! Que todo es mejorable.

Hay que reconocer que en muchos de estos cepillos ecológicos las cerdas son de nailon. Ahora bien, lo habitual es que usen una variedad de nylon libre de BPA, y eso es ya un avance. Sin embargo, en los últimos años han aparecido las cerdas de material biobasado, es decir, bioplásticos.

El cepillo que decora tu baño (o no lo afea)

Como hemos visto, el bambú es un material resistente al agua. Y esa es a razón de que tantos fabricantes o elijan para fabricar el mango del cepillo. Y el bambú, por la textura de sus fibras y su color, una especie de híbrido entre la madera de pino y roble, es ciertamente elegante.

De hecho, el mango de los cepillos de bambú parece que esté hecho de madera… ¡Pero se libra de la tortura que el agua es para la madera sin tratar! Y digo yo que tampoco era cuestión de que el fabricante optara por hacerlo de pino y protegerlo con lasur.

Para resumir: que el bambú se lleva bien con la decoración de cualquier baño.

Vaso con cepillos de dientes ecológicos de bambú
Cepillos de dientes ecológicos junto a un lavabo en el baño

¿Qué es el carbón activo?

El carbón activo es un material absorbente; es un carbón especial que tiene en su interior millones de poros diminutos. Tanto es así que funciona como un filtro, como un colador.

Imagina que tienes una jarra de carbón activo y la llenas de agua. El líquido se filtraría lentamente por las paredes, la jarra se vaciaría completamente. Hasta aquí todo correcto. Sin embargo, ¡si esa agua tiene impurezas, se van a quedar dentro!

El motivo es que el poro del carbón activo es tan pequeño que deja pasar bien la molécula de agua, pero no las impurezas. Por eso decimos que es un material con mucha capacidad filtrante.

De resultas, el carbón activo es idóneo como recubrimiento para las cerdas de cepillos de dientes porque eliminan muchas bacterias y residuos.

¡Ah! Has de saber también que las cerdas de estos cepillos son suaves. Es lo que recomiendan los dentistas para evitar daños en las encías. De hecho, las cerdas duras pueden arañar el esmalte y producir recesión de encías.

Y una última cosa: muchas marcas optan por usar colores distintivos tanto para las cerdas como para la base del mango. Ello sirve para que cada persona sepa reconcer qué cepillo es el suyo.

Cepillos de dientes de con mango de bambú Pandoo
Paquete con 4 cepillos de dientes de bambú (caja de cartón reciclado FSC)

En conclusión: el cepillo de dientes de bambú es una alternativa 100% eficaz respecto a los cepillos de plástico y junto con las tiritas ecológicas debería ser un elemento imprescindible en el baño de toda persona comprometida con el medio ambiente.

¿Cómo se recicla el cepillo de bambú?

La madera de bambú es biodegradable. La puedes depositar en el cubo de basura de materia orgánica o, mejor, a la pila de compost.

Otra opción es hacer reciclaje creativo con el palo. La puedes usar para cualquier cosa imaginable. Por ejemplo: corta el cabezal con una sierra de marquetería; despues lima, afila y lija el extremo; pega una cartulina identificadora. ¡Ya tienes un cartel para identificar las plantas de tu futuro semillero!

En cuanto a las cerdas del cepillo, como son de nailon no son biodegradables. Pero las puedes sacar con una pinza o rompiendo la base de madera que las sujeta. Se tiran en el contenedor gris o naranja (el de restos orgánicos).

¿Dónde comprar cepillos de dientes de bambú?

Los supermercados, hipermercados y comercios convencionales aún nos ponen difícil comprar cepillos ecológicos de bambú. Sí los venden las tiendas ecológicas, herbolarios y comercios de productos naturales. Igualmente, estos y otros cepillos de dientes ecológicos se pueden comprar en Amazon.

Por cierto, algunas de las marcas más conocidas de cepillos ecológicos con mango de bambú son Pandoo, Duamy y Brushboo.

Recuerda echar un vistazo a la pasta de dientes ecológica, los bastoncillos de oídos de bambú y las estanterías de bambú para baños, que han sido diseñadas para mimetizarse con tu nuevo cepillo.

Si te fue de utilidad el artículo, puedes compartirlo con tus amigos. Bueno, si no te fue útil, también puedes hacerlo. 😉

Puntúa este artículo
Valoración: 4 (1 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *