Compresas reutilizables de tela

A pesar de que las compresas reutilizables de tela no son realmente nada nuevo, todavía hay muchas personas que no las conocen. Muchas otras personas piensan que son poco higiénicas (no es cierto, son lavables y además no producen tantos problemas en la piel).

El plástico de las compresas desechables tarda cientos de años en degradarse, eso significa que la compresa ensangrentada que nos quitamos tras unas pocas horas de uso acabará “viviendo” en un vertedero durante varios siglos. Algo similar a lo que sucede con las pajitas de plástico.

Las compresas  lavables están libres de químicos, son más suaves e higiénicas que las desechables, y sobre todo: no producen desperdicios que tardarán 500 años en desaparecer del planeta. Encima son más baratas. Vamos a ver sus ventajas y características.

Ventajas de las compresas reutilizables de tela

Las compresas reutilizables se pueden fabricar con tejidos elaborados a partir de diferentes materiales. Dos de los más utilizados son el algodón orgánico y el bambú. La cualidad principal de las compresas reutilizables es que tienen un tacto muy suave. La ventaja más evidente de este tipo de compresa es que la piel está en contacto con un material natural suave y agradable en vez de plástico.

Además, este formato de compra es el más sostenible de todos, más incluso que la compresa orgánica de algodón. Si bien es cierto que las compresas desechables ecológicas son esenciales en viajes y situaciones en las que no podremos lavarlas.

Las compresas reutilizables de tela son mucho más bonitas y estéticas que las desechables: se fabrican con diseños de varios colores. ¿Cómo funcionan las compresas reutilizables de tela? Estas almohadillas incluyen una capa impermeable pero la piel no está en contacto con esta capa sino con una zona de algodón orgánico o tejido suave de bambú. Además es posible encontrarlas con alas para ajustarlas a la ropa interior.

Compresas reutilizables de tela

¿Cómo se limpian las compresas de tela?

Ante todo hay que evitar lavarlas con agua caliente. Lejos de lo que pueda parecer, el agua caliente no solo no ayuda a eliminar las manchas de sangre sino que tiene el efecto contrario: sirve para fijarlas y hacerlas permanentes. Las compresas reutilizables de tela se limpian de la siguiente manera:

  1. Las sumergimos en un cubo de agua fría durante al menos 90 minutos
  2. Se terminan de enjuagar con el grifo si ha quedado algo de sangre
  3. Se recomienda utilizar un jabón ecológico especial para prendas delicadas (para evitar irritaciones en la piel)
  4. Opcionalmente se pueden lavar también en la lavadora
  5. Después las secaremos al aire libre, a pleno sol: los rayos solares directos pueden ser útiles para eliminar bacterias y otros microorganismos.

¿Por qué comprar compresas reutilizables de tela?

Si cualquier mujer de mediana edad trata de calcular cuántas compresas desechables ha utilizado a lo largo de su vida llegará a la conclusión de que son las suficientes como para cubrir su salón y generar una capa de considerable altura. Ahora multipliquemos esta cifra por varios cientos de millones: el número de mujeres que las utilizan en todo el mundo. El volumen de compresas resultante es apabullante y a esto hemos de sumar el hecho de que las compresas de plástico pueden tardar varios siglos en degradarse.

Según un estudio realizado por Greenpeace en 2005, las compresas desechables son el desecho higiénico sanitario más habitual en el mar después de los bastoncillos de algodón para los oídos. Se estima que el 80 % de la basura marina proviene de basura vertida en la tierra y no en el mar. Las tormentas y las aguas no depuradas (muchas mujeres arrojan la compresa al inodoro) son algunas de las explicaciones que presentan las organizaciones ecologistas para explicar este fenómeno.

El impacto que las compresas de plástico (y el resto de desechos también) tiene sobre la fauna marina es dramático. En diversas investigaciones llevadas a cabo en el mar del Norte se demostró que el 98 % de los fulmares tienen restos de plástico en sus organismos. Otro ejemplo: las tortugas y otros animales marinos confuden la basura con alimentos lo que les puede ocasionar la muerte.

Estas son solo algunas de las causas que evidencian que comprar compresas reutilizables de tela (o al menos biodegradables) no debería ser una opción sino la única alternativa posible. O dicho de otro modo: que se debería prohibir la fabricación de compresas desechables de plástico. Muchas personas se plantean si no se debería de hacer responsables a empresas como Evax y Ausonia de la recogida de los residuos que producen sus productos a traves de una ecotasa.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]

2 comentarios en “Compresas reutilizables de tela

    1. Hola Elena, gracias por tu consulta. Aunque desde este blog recomendamos y promocionamos estos productos nosotros no trabajamos con el proveedor y tampoco los vendemos directamente. Son productos que se pueden comprar en el “marketplace” de amazon. En algunas ocasiones los vende directamente Amazon y en otras es un tercero (pero a través de su plataforma). En este último caso tal vez te puedan aplicar precio de mayorista. Siento no poder ser de más ayuda.

      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *