Hilo dental ecológico de bambú

Hilo dental ecológico

El hilo dental es imprescindible para la correcta higiene de dientes y encías. Según varios estudios puede ser tan importante como el cepillado e incluso más efectivo. Sobre todo en la prevención de enfermedades como la gingivitis y la piorrea. La mayoría de la seda dental que encontramos en los supermercados está hecha de materiales plásticos, generalmente, el nylon. El nylon al ser un derivado del petróleo es un material poco sostenible y muy contamintante. Además se degrada muy lentamente, formando diminutas partículas, los microplásticos que acaban en el océano. Sin embargo, existe una alternativa: el hilo dental ecológico.

¿De qué está hecho el hilo dental ecológico?

El hilo dental ecológico es idéntico en sus prestaciones al convencional. Pero en vez de nylon se utilizan fibras de bambú u otros compuestos vegetales. Esta recubierto de cera para facilitar el deslizamiento entre los dientes y alcanzar bien los espacios interdentales. El hilo dental ecológico es perfecto para eliminar los restos de comida de los intersticios y cavidades de las muelas.

El maíz es otro de los productos naturales empleado para fabricar seda dental biológica. Cualquiera de las dos opciones son mucho más respetuosas con el medio ambiente. Además al ser elementos orgánicos vegetales tienen una textura algo más suave. Ideal para las personas con encías sangrantes o sensibles. Para dar algo de sabor y reducir el mal aliento se suele impregnar con aceite esencial de menta u otros principios activos vegetales.

¿Es ecológico el envoltorio de la seda dental bio?

Hilo dental convencional

Suele serlo. No tiene mucho sentido preocuparse por hacer hilo dental vegetal y luego empaquetarlo en un blister de plástico. Los fabricantes son conscientes de esto. Por ello estos productos suelen ir envueltos en cartón reciclado. En vez de la típica cajita con cuchilla para cortar el hilo, símplemente se presenta en formato bobina. Igualmente efectivo pero mucho más fácil de reciclar.

El hilo dental ecológico es el complemento perfecto de los cepillos de bambú y el dentífrico ecológico.

¿Es vegano el hilo dental ecológico?

Algunos lo son. Otros no. No tanto porque se utilice seda u otro material de origen animal para fabricar el propio hilo. Sino por el recubrimiento, que es muy habitual que sea de cera de abejas. Otros productos utilizan otras ceras vegetales, igualmente efectivas.

Carpetas ecológicas

Carpetas ecológicas

Marcas como Rapesco, ofrecen entre su oferta de productos de papelería, carpetas ecológicas fabricadas con plástico reciclado.  Estas carpetas ecológicas, tienen el mismo aspecto que las tradicionales y son iguales de resistentes.

De igual manera, se pueden comprar en numerosos formatos y colores. Por mencionar algunos estilos, podemos señalar que existen carpetas ecológicas tipo sobre, con anillas para el archivo de documentos o con departmentos para la clasificación de la información.

¿Por qué comprar carpetas ecológicas?

Mientras estas leyendo este artículo se estan arrojando al mar miles de toneladas de plásticos. Estos plásticos no se degradan rápidamente. Al contrario, tardan cientos—incluso miles—de años en hacerlo.

Sin embargo, los plásticos comienzan su degradación tan pronto como salen de la fábrica. Lo que sucede es que, pequeños fragmentos y partículas conocidas como microplásticos se desprenden de su superficie. Estos microplásticos se mezclan con el agua y son ingeridos por animales marinos.

Carpetas ecológicas

Estas partículas, por su diminuto tamaño son capaces de entrar al torrente sanguíneo. Y no sólo los microplásticos suponen una amenaza, todos los días aparecen peces muertos atrapados, por ejemplo, en las anillas de plástico utilizadas para agrupar latas de refrescos. Por todo lo anterior, cualquier alternativa que pueda suponer una reducción del consumo de plásticos es una cosa a la que todos deberíamos aspirar.

¿De qué material están hechas las carpetas ecológicas?

Las carpetas ecológicas se pueden fabricar, bien con materiales naturales—como el corcho—o bien con materiales reciclados. Los dos son buenas opciones para fabricar carpetas ecológicas. En el caso de los materiales como el corcho, el impacto ambiental es menor, pues son materiales renovables y biodegradables. De igual manera, al comprar carpetas ecológicas hechas, por ejemplo, con plástico reciclado estamos reduciendo el consumo en materias primas naturales. No sólo esto, también estamos recortando la cantidad de desperdicios que se vertirán al océano.

Además de con plásticos reciclados, los archivadores o carpetas ecológicas también se pueden fabricar con cartón reciclado. El papel y el cartón son más fáciles de reciclar que el plástico. Por ello, se consideran materiales más sostenibles. Además, su uso es más seguro, pues con ellos no se da el problema de los microplásticos.

¿Qué tipos de carpetas ecológicas existen?

Cada vez existen más ofertas de carpetas ecológicas por parte de los fabricantes de las mismas. Por citar algunos ejemplos podemos señalar:

  • Carpetas ecológicas de anillas: con cubiertas de cartón o plástico reciclado y anillas metálicas. Se utilizan para archivar papeles, folios o fundas multitaladro.
  • Carpetas ecológicas tipo sobre: consisten en sobres de colores translúcidos que permiten observar el contenido. Incluyen un pequeño broche para su cierre.
  • Carpetas ecológicas de gomas: son carpetillas sencillas con una, dos o tres solapas para guardar y clasificar hojas de papel. Son ligeras y muy cómodas de usar.
  • Carpetas ecológicas colgantes: son la alternativa a la clásica carpeta con guía metálica que se cuelga de cajones, muebles de archivo y carpeteros.
  • Carpetas ecológicas portafundas: incluyen fundas transparentes para utilizar como portafolio y expositor de documentos. Son ideales para fotografías o para elaborar tarifas, catálogos de productos o manuales de seguridad.

¿Qué formatos tienen las carpetas ecológicas?

Los mismos que se encuentran en los archivadores y las soluciones de archivo no ecológicos. Los más habituales son el tamaño Din A4 (21×29.7 cm) y el Folio (21.5×31.5 cm). Así mismo, por citar otros ejemplos, podemos señar el Din A5 (tamaño cuartilla), el Din A6 (octavilla) y el Din A3 (formato más grande, equivalente a dos Din A4 situados en paralelo).