Papel higiénico reciclado sin plástico

¿Por qué comprar papel higiénico reciclado? Al hacerlo, evitamos la tala de árboles. El papel higiénico blanco requiere un alto consumo de madera, la materia prima empleada para hacer la pulpa de celulosa.

Por evidentes motivos económicos, la industria papelera utiliza árboles de rápido crecimiento para fabricar la celulosa. Estas especies, por ejemplo, el eucalipto, a menudo se plantan en zonas donde antes crecían bosques autóctonos.

El papel higiénico ecológico y reciclado, no solo está disponible en formato doméstico. También lo hay en formato industrial para los dispensadores de papel de baños públicos y oficinas.

Para producir el papel higiénico ecológico no se utilizan blanqueantes químicos, por este motivo no es de color blanco intenso sino que tiene un tono más neutro y natural. Entre marrón y crema. Es un papel de doble capa, resistente y suave, que no produce irritación en ningún tipo de piel. Cuenta con el certificado ecológico FSC y la etiqueta ecológica europea (Ecolabel).

Papel higiénico sin plástico

Resulta bastante paradójico comprar papel higiénico reciclado venga envuelto en plástico. Algunos fabricantes, por desgracia, aún no han llegado a la conclusión de que el que compra papel reciclado lo hace para no causar daño al medio ambiente, justo lo contrario que hace el plástico.

Sin embargo, otras marcas como Cheeky Panda sí son conscientes de ello y envuelven su papel higiénico en un envoltorio biodegradable.

Papel higiénico sin plástico

¿Qué formatos de papel higiénico ecológico existen? ¿De qué está hecho?

Los dos materiales más empleados para producir papel higiénico ecológico son la pulpa de celulosa reciclada y el bambú. El papel reciclado se elabora con restos y residuos de papel ya utilizado. En el caso del papel higiénico de bambú se considera una opción más sostenible por ser una planta de crecimiento rápido. En ambos casos se consigue el objetivo perseguido: evitar la tala de árboles.

Papel higiénico ecológico reciclado

Una práctica bastante habitual entre los fabricantes de papel higiénico ecológico es la de utilizar el formato maxirrollo. Lo cual tiene sentido porque no es resulta demasiado lógico fabricar papel reciclado y no intentar reducir los residuos generados.

En el maxirrollo se envuelven muchos más metros de papel de lo habitual—según la marca hasta tres veces la longitud original—reduciendo así el número de mandriles de cartón.

Otro formato muy conveniente es el papel higiénico ecológico en bobina de formato Jumbo. Ideal para dispensadores de papel en oficinas y edificios públicos. El papel higiénico reciclado se puede comprar en Amazon y comercios especializados. Es un sustituto perfecto del papel higiénico clásico. Echa un vistazo también a los cepillos de dientes de bambú y a las toallitas recicladas

 

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *