Vegano y vegetariano estricto no es lo mismo

Existe un buen número de personas que no tienen claro estos dos términos y utilizan la palabra vegano cuando en realidad deberían decir vegetariano estricto. ¿Cuál es la diferencia?

Diferencia entre vegetariano y vegetariano estricto

Antes de hablar de la diferencia entre vegano y vegetariano estricto vamos a ver qué se entiende por vegetarianismo.

Vegetariano o vegetariana son aquellas personas que no se alimentan con carne o pescado. Pero si consumen huevos o productos lácteos.

El término vegetariano (vegetarian en inglés) procede de la unión informal de dos palabras. Vegetable y el sufijo -arian (partidario de). El uso más antiguo que se conoce de la palabra data de 1839.

En cambio, un vegetariano estricto es aquel que tampoco consume huevos o productos lácteos. De hecho ningún producto de origen animal. Por lo tanto se excluye también la miel.

¿Por qué existe esta confusión? Pasemos al siguiente punto.

El origen del la palabra vegano (vegan en inglés)

En 1944 Donald Watson acuñó la palabra vegan como co-fundador de la Vegan Society en Inglaterra. El termino surgió debido a la necesidad de diferenciar a los vegetarianos no consumidores de productos lácteos de lo que se entendía entonces como vegetariano (un no consumidor de carne o pescado).

La vegan society acuñó el término vegano
Fue la Vegan Society la que acuñó la palabra vegano

Inicialmente vegan se refería a este tipo de vegetarianos estrictos. Pero más adelante la Vegan Society lo definió como:

La doctrina por la que el hombre vive sin explotar a los animales

Esta extensión de su significado nos dejó con tres palabras confusas y diferentes:

  • Vegetariano clásico: aquel que no come carne ni pescado
  • Vegetariano estricto: no se alimenta con ningún producto animal. No consume productos lácteos, huevos, miel, etc.
  • Vegano: persona con un sistema de valores que no acepta la explotación de los animales. Ni como alimento ni como ningún otro recurso.

En otras palabras un vegano es un vegetariano estricto que intenta evitar todo aquello que implique la explotación animal. Esto incluye la vestimenta (prendas de lana), el calzado (zapatos de piel). Cosméticos en los que se hace uso de la experimentación animal. Entretenimiento (circos, zoos, etc.).

Diferencia entre veganismo y vegetarianismo estricto

Con esto llegamos al principio de la cuestión. Muchas personas se llaman así mismo veganos por alimentarse de “forma vegana”,  en realidad deberían calificarse como vegetarianos estrictos. Otro término empleado en inglés es “dietary vegan”.

Pero todo aquel que se alimente de forma vegetariana estricta, probablemente por salud, pero no tenga ningún conflicto ético con la explotación animal en otros ámbitos (vestimenta, medicina, entretenimiento, etc.) no es un vegano.

Tipos de botellas ecológicas

Todos hemos rellenado alguna vez una botella de agua usada. Desde el punto de vista ecológico parece apropiado ya que estamos reutilizando el material. Sin embargo existen varios problemas: podría resultar perjudicial para nuestra salud y a largo plazo seguimos fomentando el consumo de plástico. Por ello lo mejor es optar por comprar una de las botellas ecológicas de larga duración.

¿Por qué no se debe rellenar una botella de plástico?

Si alguna vez te has fijado en el envoltorio de las botellas de agua verás que muchas de ellas incluyen la siguiente advertencia:

Por su seguridad no rellenar

Ahora el hecho de que esto resulta peligroso ya es bastante conocido y probablemente no te diga nada. Sin embargo hace diez o quince años lo único que cabía pensar era otra cosa. Que la marca de agua mineral en realidad indicaba eso para que compraramos más de sus botellas. Y no porqué fuera perjudicial para la salud rellenar la misma. Bien. Pero ¿por qué es perjudicial hacerlo?

Advertencia de no rellenar botella de agua
Advertencia en una botella de agua: no rellenar

El motivo es que cuando el plástico se expone a altas temperaturas libera componentes tóxicos. Las botellas de agua no son una excepción. Piensa que sucede en verano cuando entras a un lugar en el que hay materiales plásticos. Emiten un olor peculiar. Lo mismo ocurre dentro de un vehículo. Pues bien en una botella de plástico sucede lo mismo. Y estos compuestos pasan directamente al agua. Agua que más tarde nosotros bebemos. Ahí está el porqué de la advertencia de “Por su seguridad no rellenar“. ¿Pero qué plásticos son los que emiten químicos?

Los plásticos que contienen alguna de las siguientes sustancias son los que están considerados peligrosos o al menos se duda de su seguridad:

  • Bisfenol A
  • Ftalatos
  • Parabenos

Esta probado que muchos de estos plásticos sufren el problema conocido como “fuga de químicos”. Pero existe bastante controversia ya que hay quien afirma que la concentración de estos compuestos es tan baja que no representa un peligro para la salud.

¿Entonces es peligroso o no?

Es difícil saber con certeza si estos compuestos son o no peligrosos para nuestra saludo por varios motivos motivos. En primer lugar hay fuertes intereses económicos que sin duda ejercen una gran influencia en este debate. La información que se publica y el tratamiento que se le da al asunto nunca es verdaderamente objetivo debido a los intereses enfrentados de cada una de las partes.

En segundo lugar tampoco es fácil asegurar si un elemento químico es perjudicial o no ya que sus efectos sobre el organismo podrían no conocerse hasta años después de haberlo tomado. Por ello incluso si se cuenta con la mejor de las intenciones es difícil saber la verdad.

Pero en estos casos el sentido común nos dice que debemos evitar su uso por si acaso. Teniendo en cuenta que existen alternativas seguras como el vidrio o el acero inoxidable que no presentan este problema. ¿Por qué deberíamos arriesgarnos con los plásticos? La solución: las botellas ecológicas.

¿Por qué comprar una botella ecológica?

Incluso si rellenar una botella de agua no representara peligro alguno para la salud sigue sin ser una opción recomendable. El plástico de estas botellas desechables es muy delgado (lógicamente). No están fabricadas para durar. Así que enseguida tendremos que deshacernos de ella y comprar otra. Aquí está el problema: se continua comprando agua en botellada y por lo tanto se continua produciendo plástico.

Una opción mucho más sostenible desde el punto de vista medioambiental es comprar una botella ecológica fabricada con materiales seguros y duraderos. Existen varios tipos de botellas ecológicas. Las principales están fabricadas de alternativas de plástico seguras, acero inoxidable o vidrio.  ¿Pero cuál es la mejor?

Tipos de botellas ecológicas

La decisión no es sencilla y depende de las preferencias personales de cada uno. Pero se pueden indicar algunas ventajas e inconvenientes de cada uno para ayudar a tomar la decisión:

  • Botellas de plásticos seguros: estas botellas ecológicas están fabricadas con plásticos libres de BPA y otros componentes nocivos. Su principal ventaja es que son muy ligeras. Son más resistentes a los golpes que las de vidrio.
  • Botellas de metal: se suele emplear el acero inoxidable o el aluminio. El primero parece ser más seguro para la salud que el segundo (existen algunos estudios que lo relacionan con enfermedades cerebrales). Son fáciles de limpiar y bastante ligeras. Resisten a los golpes. Hay quién las considera una opción menos ecológica que las de vidrio debido a su proceso de fabricación.
  • Botellas de vidrio: para muchos es la mejor opción pero tienen un inconveniente que incomoda a muchos otros: su elevado peso. Por lo demás son fáciles de limpiar y completamente seguras para la salud.