MaterialesEcologicos.es

El verdadero valor de reciclar vidrio

Durante siglos el crecimiento económico se ha basado en un modelo de economía lineal. Recursos y energía se transforman en productos. Los residuos van a parar a vertederos, la atmósfera y el mar. El sistema funciona. Pero supone un enorme impacto ambiental. De ahí la importancia del reciclaje. En el caso del vidrio, el material tiene la enorme ventaja de conservar intactas sus propiedades… Sin importar las veces que se recicle.

maquinaria de triturar vidrio en una planta de reciclaje

El papel del reciclaje del vidrio en la economía circular

La economía circular propone, en pocas palabras, transformar en recursos los residuos. Pero ¿cómo se lleva a la práctica esta idea?

El agua se evapora, condensa, precipita y filtra por el suelo para almacenarse subterráneamente en forma de acuífero. Es el ciclo hidrólogico. Este patrón circular no es exclusivo de ciclos biológicos como el del agua. También los materiales tienen su ciclo de vida.

El reciclaje tiene un inmenso valor en el ciclo de vida de materiales como el vidrio. Porque esta fase esencial es la que cierra el círculo. En efecto, al tratar debidamente el residuo, este pasa a ser otra vez un recurso.

Así es como tarros y botellas de vidrio dan vida a nuevos envases. Otras veces, en forma de arena o gravilla, el residuo triturado tiene una segunda vida en jardinería, la industria de la construcción y otros sectores.

Por supuesto, para reciclar vidrio, antes hay que recogerlo. Y eso implica separarlo y almacenarlo. En dichas fases del proceso de recuperación y reutilización, es crucial la maquinaria para reciclaje de vidrio.

Ventajas de contar con un servicio de prensas y máquinas compactadoras de vidrio

Las empresas que manipulan vidrio generan día a día una enorme cantidad de residuos. Proteger el medioambiente —a través del reciclaje— pasa por gestionar tales residuos adecuadamente. En este sentido, quienes aspiran a mejorar sus procesos de reciclado pueden recurrir, por ejemplo, a empresas como Internaco Medio Ambiente. Una compañía que ofrece diversas trituradoras, compactadoras y prensas verticales para gestionar residuos de vidrio.

Una primera ventaja de estos equipos es el ahorro. Por un lado, ahorro de espacio en el almacén. Porque, con un potente motor de más de 18 kW y 32 martillos, algunas de estas máquinas son capaces de triturar hasta 30 toneladas de vidrio por hora. Por otro lado, ayudan a ahorrar en costes de transporte, gracias a la redución de peso y volumen de los residuos.

En segundo lugar, las empresas pueden contar con una instalación a medida que les permita producir restos de vidrio 100 % limpios. Para ello existen, por ejemplo, máquinas que separan el vidrio del PVB (butiral de polivinilo), presente en parabrisas laminados. Es posible, asimismo, la reducción selectiva del tamaño del residuo.

Esta trituradora de vidrio transforma botellas, parabrisas y vidrio laminado en un material sin aristas cortantes listo para su venta. Su criba vibratoria separa las partículas por tamaño. La arena y gravilla resultantes sirven como relleno en construcción, material filtrante para depuradoras, acolchado decorativo, etc.

Por último, la División Medio Ambiente de Internaco ofrece maquinaria para gestionar residuos plásticos, papel y cartón, e incluso restos orgánicos. Además, da la opción de régimen de alquiler para prensas y compactadoras de residuos.

La importancia de reciclar vidrio para proteger el medioambiente

Siempre se ha dicho que el vidrio tiene infinitas vidas. ¡Y muy variadas! Porque el vidrio es un versátil material presente en multitud de productos. Botellas, tarros, frascos y jarras. Pero también espejos, cristales de puertas y ventanas —de viviendas o automóviles—, tableros de mesas, e incluso baldas para estanterías…

Y todo ello es posible porque el vidrio no pierde calidad tras el proceso de reciclaje. El vidrio reciclado, en efecto, conserva las propiedades del vidrio virgen, es decir, el fabricado a partir de materias primas.

Pero el vidrio es un químico inerte. Y solo se descompone por erosión. Eso significa que la naturaleza necesita entre 4000 y 5000 años para degradarlo. He aquí la importancia de alcanzar un modelo de economía circular que evite la pérdida de este recurso y el consecuente daño medioambiental. He aquí el verdadero valor de reciclar vidrio.

Puntúa este artículo
Valoración: 0 (0 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.