MaterialesEcologicos.es

¿Por qué se calienta la Tierra?

Todos los años, la cantidad de CO2 en la atmósfera terrestre aumenta durante el invierno para, acto seguido, bajar ligeramente durante la primavera del hemisferio norte. La causa de este descenso la encontramos en la fotosíntesis, proceso por el cual las plantas producen su propia energía absorbiendo en él dióxido de carbono (CO2).

Esta explicación nos la ofrece la NOAA, Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de EE.UU. En 2016, la agencia científica nos advertía de que por primera vez desde la Edad de Hielo el nivel de CO2 no bajaría de las 400 ppm (partes por millón).

La Tierra se calienta principalmente por el aumento de gases de efecto invernadero. No se trata de ninguna conspiración: existe un amplio consenso científico al respecto. Esta es la primera causa del cambio climático que experimenta nuestro planeta.

emisiónes de GEI causa del calentamiento global de la tierra
La emisión de gases de efecto invernadero es la principal causa del calentamiento global de la Tierra

¿Qué es el efecto invernadero?

Le debemos al efecto invernadero nuestra existencia. De no ser por este efecto natural que retiene el calor bajo la atmósfera terrestre, la vida no sería posible en la Tierra.

Como en un invernadero, los rayos del sol atraviesan las capas de la atmósfera y alcanzan la corteza terrestre. La superficie de la Tierra se calienta como resultado de la radiación solar. Sin embargo, parte del calor absorbido se refleja en forma de energía infrarroja. Como los cristales de un invernadero, gases de la atmósfera como el dióxido de carbono o el metano bloquean esta energía térmica y evitan que se pierda.

El efecto invernadero natural, así pues, no solo es pernicioso para el planeta, sino necesario. Sin embargo, según estudios de la propia NOAA, el dióxido de carbono, que durante casi medio millón de años no superó las 300 ppm, comenzó a aumentar de forma notable desde la Revolución Industrial.

La Tierra se calienta por la alta concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera

Los GEI, siglas de «gases de efecto invernadero», son gases de la atmósfera que absorben y emiten radiación infrarroja. Los GEI son en su mayor parte vapor de agua (H2O), pero también contienen:

  • Dióxido de carbono (CO2)
  • Dióxido de nitrógeno (N2O)
  • Metano (CH4)
  • Ozono (O3)

Gracias a los GEI, la temperatura promedio de la superficie terrestre se mantiene en torno a los 15 ºC. Sin ellos, sería de -18 ºC, lo que imposibilitaría la vida tal y como la conocemos.

El consumo de combustibles fósiles, que comenzó con la Revolución Industrial, alteró las concentraciones de los citados gases. Y lo sigue haciendo, incrementando, así, el efecto invernadero. Como resultado, la temperatura de la superficie terrestre lleva años intensificándose, fenómeno que se conoce como calentamiento global o cambio climático.

Se estima que desde la Revolución Industrial el nivel de dióxido de carbono pasó de 280 ppm (en 1750) hasta 400 ppm (2016). Pieter Tans, científico principal de la agencia NOAA, consideraba entonces poco probable que volviésemos a niveles de CO2 inferiores a 400 ppm durante nuestra existencia y probablemente mucho después.

Reducir el consumo de energía basada en combustibles de origen fósil es un inmenso desafío al que se habrá de enfrentar nuestra sociedad durante las próximas décadas. Apostar por la arquitectura sostenible, que planifica viviendas ecoeficientes, y las energías renovables será primordial para superar el reto.

Puntúa este artículo
Valoración: 0 (0 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *