MaterialesEcologicos.es

¿Cómo controlar las malas hierbas sin usar herbicidas tóxicos?

Las malas hierbas son un calvario para el jardinero y el horticultor.  Crecen con pasmosa facilidad una o dos veces al año. La antiestética maleza, además, roba los nutrientes del resto de plantas del huerto o jardín, que se ven obligadas a competir por ellos.

La broza se puede eliminar mecánicamente del jardín y los sembrados. Puedes usar para ello la azadilla o una máquina desbrozadora de hilo. Lo que jamás debes hacer, por supuesto, es usar el tóxico roundup de Monsanto. Es decir, el herbicida glifosato. Si vas a secar las hierbas con herbicida químico… ¡Usa al menos un herbicida ecológico!

En esta pequeña guía te mostraremos cómo controlar la maleza sin usar herbicidas tóxicos. Así que sigue leyendo.

Ultima actualización de precios: 2021-02-26 a las 08:59

¿Por qué crecen las malas hierbas?

Todo terreno con un mínimo de humedad y luz solar suficiente será siempre apto para algún tipo de vegetación. No hay malas hierbas. Hay hierbas que están mejor preparadas que otras para sobrevivir en zonas secas, donde no sobran los nutrientes. Incluso si no existe riego. Por eso, poco antes de llegar el verano, tu parcela acaba llena de foscarral.

¡Pero si yo no las he sembrado! ¿De dónde vienen las semillas?

Piensa que el viento arrastra y deposita semillas de plantas desde las parcelas vecinas y zonas de campo en las están establecidas estas especies vegetales. O tal vez vivas cerca de la espesura. En cualquier caso, existen hierbas muy resistentes, capaces de crecer incluso en terrenos de mala calidad. Y tampoco importa si están compactados. ¡De estas hierbas vienen las semillas de la maraña que te atormenta!

achicoria dulce una de las malas hierbas comestibles
Achicoria dulce o alijungera, una mala hierba comestible (chondrilla juncea)

¿Cómo evito que crezca la maleza?

¿Te desagrada que tu jardín se convierta en un breñal cuando llega el verano? Aquí tienes algunos remedios para evitarlo.

Róbales la tierra a las malas hierbas

En primer lugar, aunque parezca una obviedad, puedes minimizar los terrenos donde crecen. Plantar árboles, árbustos, cesped de secano, hierbas de pradera o incluso plantas rastreras, como la hiedra o los juníperos, es una forma de restar zonas potenciales de maleza en tu jardín.

En otras palabras, se trata de reducir el hábitat natural de las malas hierbas. Así te ahorraras días de mantenimiento cada año.

Instala malla antihierbas

En segundo lugar, puedes combatir el sardón instalando malla antihierbas. Estas telas están tejidas con un material muy tupido que bloquea la luz que llega al terreno. Así, evitan el crecimiento de las plantas.

Además, si la simiente lograse germinar, la planta no podría atravesar la malla. Sin embargo, el agua de lluvia si se filtra por la tela: luego no se forman charcos en el terreno.

Importante: esta malla no es ni ecológica ni biodegradable. Evidentemente, pues si lo fuese, dejaría de ser eficaz, ya que se descompondría. Así que tenlo en cuenta y úsala responsablemente.

Por cierto, debes cubrir la malla antihierbas con gravilla decorativa o áridos para la construcción (arena, grava, canto rodado). El motivo por el que debes proteger la malla es que el sol sí la fotodegrada.

Ultima actualización de precios: 2021-02-26 a las 08:18

Usa un herbicida natural

Por desgracia, la mayoría de los herbicidas que vas a encontrar en el mercado incluyen glifosato. El famoso químico de Monsanto está considerado como probable carcinógeno en humanos (en el grupo 2B de la IARC, Agencia Internacional de Investigación contra el Cáncer de la OMS).

El glifosato no es solo controvertido por ser una sustancia probablemente cancerígena. También por sus efectos sobre la flora y fauna. Así que debes evitarlo a toda costa. Usa en su lugar un herbicida natural.

Ultima actualización de precios: 2021-02-27 a las 17:28

Conclusiones

Elimina la broza a mano con la azada. Si tu parcela es grande, puedes usar una desbrozadora mecánica eléctrica o de gasolina, si no tienes contrato eléctrico en el terreno. Pero no uses glifosato.

La malla antihierba puede ser otra forma viable de controlar la maleza. Tiéndela sobre el terreno. Haz agujeros con una tijera donde vayas a sembrar las plantas. Es una solución muy eficaz para prevenir el crecimiento de las malas hierbas.

El viento siempre traerá alguna semilla, que intentará germinar y echar raíces entre las piedras. Sin embargo, podrás quitar fácilmente la débil plántula, ya que la raiz no arraiga en el terreno. Por así decirlo, la malla antihierbas te libra del 90 % de la maleza.

P.D.: si no ves viable estas opciones, puedes usar un herbicida natural. O también puedes hacer un líquido casero antihierbas con sal y vinagre. Ni lo uno ni lo otro es tan eficaz como el roundup. Y de eso se trata. Porque desde su invención, en 1974, y solo hasta 2014, se han contaminado millones de hectáreas de suelo usando 8600 millones de kg de glifosato.

Puntúa este artículo
Valoración: 0 (0 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *