MaterialesEcologicos.es

¿Qué es la energía solar pasiva? Elementos y eficiencia energética

No es hasta el giro copernicano del siglo XVI cuando se abandona la errónea teoría geocéntrica de Ptolomeo. Se cambia entonces por otro sistema no libre de error en su totalidad: el heliocentrismo. Sustentado por las órbitas elípticas de Kepler, este modelo logra demostrar que es la Tierra la que gira alrededor del Sol. Y no al revés. Sin embargo, seguía considerando el Sol como centro del universo. Fue Edwin Hubble quien, en los años 20, demuestra que, en realidad, la Vía Láctea solo es una de entre muchos millones de galaxias. En todo caso, el sol es, sin atisbo de duda, una de las más importantes fuentes de energía renovable. Y una más de las formas de aprovechar la energía solar es la energía solar pasiva.

vivienda con energía solar pasiva

Cómo aprovecha el calor del sol la energía solar pasiva

Bien es sabido que a la hora de instalar paneles solares estos se orientan al sur. Por aquello de que el sol sale por oriente, esta orientación es la que maximiza la radiación solar sobre las placas. La energía solar pasiva parte de esta misma premisa.

Si en una vivienda se abren grandes ventanas orientadas al sur, ¿no calentará el sol de manera gratuita su interior durante el día? Sí. Así es. Sin duda. Pero no todo es tan sencillo. Toda ventana es un arma de doble filo, como ya vimos en el artículo sobre el impacto ambiental de la ventana como elemento arquitectónico.

Para hacer un buen uso de la energía solar pasiva, se requieren tres elementos también presentes en los sistemas térmicos solares. A saber: captación, control y almacenamiento.

Eficiencia energética de la energía solar pasiva: captación, control y almacenamiento

Como rezaba aquel anuncio, la potencia sin control no sirve de nada. Sin control, el calor que se gana por el día (captación) escapa por la noche. Cuando el sol luce, además, es deseable poder almacenar la máxima cantidad de energía, para liberarla por la noche (acumulación).

Si se compara la energía solar pasiva con la fotovoltaica, la masa térmica sería esa batería que acumula electricidad en las horas de sol para liberarla por la noche. Los suelos y paredes de materiales que, como el hormigón, tienden a retener el calor constituyen la masa térmica en un sistema solar pasivo.

El control, por su parte, puede ser desde una sencilla persiana hasta un sistema móvil de aislamiento. Su función es doble:

  • Reduce la pérdida de calor por la noche
  • Evita el sobrecalentamiento en verano (toldos y parasoles)

Resumen

A modo de conclusión, la Wikipedia define la la energía solar pasiva como «el conjunto de técnicas dirigidas a aprovechar la energía solar de forma directa, sin transformarla en otro tipo de energía, para su uso inmediato o su almacenamiento, sin necesidad de sistemas mecánicos [bombas, ventiladores] ni aporte de energía, aunque pueda ser complementada por ellos para su regulación». En efecto, los sistemas solares que recurren a elementos mecánicos se consideran energía solar activa por el notable uso de energía que requieren para funcionar.

Para calentar el espacio interior de forma eficiente, la energía solar pasiva de una vivienda bioclimática utiliza sistemas de ganancia directa o indirecta (captación), masa térmica (acumulación) y elementos de control (persianas, toldos, parasoles, aislamiento móvil).

Puntúa este artículo
Valoración: 0 (0 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.