Ventajas e inconvenientes de los tejados solares

¿Es mejor instalar paneles solares fotovoltaicos o sustituir las tejas por tejas solares? Esta es una de las dudas más comunes entre las personas interesadas en este tipo de instalaciones. En este artículo analizamos los tejados solares, los comparamos con los paneles fotovoltaicos y señalamos sus principales ventajas e inconvenientes.

¿Qué es un tejado solar?

Antes de nada, una aclaración. Vulgarmente solemos llamar techos o tejados solares a todo lo que incluya elementos fotovoltaicos: tanto si nos referimos a paneles solares como si lo hacemos a auténticos tejados hechos de tejas o losetas fotovoltaicas. Para evitar confusiones, en este artículo nos referiremos como tejados solares solo a los segundos.

Casa con paneles solares ocupando la totalidad de su tejado
Casa con una instalación de paneles solares que ocupan la totalidad de su tejado

Ambos sistemas, paneles solares y tejas, permiten transformar una vivienda (o nave industrial, almacén, edificio público, fábrica…) en una pequeña central eléctrica que puede cubrir las necesidades energéticas del edificio o incluso generar un excedente eléctrico.

Otra cualidad que comparten es que las dos soluciones sirven para dotar de electricidad a viviendas aisladas sin conexión a la red eléctrica. Pero ¿cuáles son mejores?

Ventajas de los tejados solares

Aunque los tejados solares son bastante más caros que los paneles solares presentan importantes ventajas. Vamos a ver algunas de las más importantes.

Mejor integración arquitectónica

Tejas y soletas solares se integran perfectamente en la arquitectura del edificio, a diferencia de los paneles, que requieren la instalación de voluminosas y antiestéticas estructuras metálicas. Sin duda, esta es una de las mayores ventajas de los tejados solares. Gracias a estos sistemas, resulta posible la instalación de cubiertas sostenibles a la hora de restaurar edificios históricos protegidos por las normativas sobre conservación del patrimonio histórico-artístico.

Algunos fabricantes de tejados solares como Tesla ofrecen varios tipos de texturas y colores de terminación en sus tejas para conseguir tejados muy decorativos cuya estética apenas es distinguible de los convencionales. Además de la textura y el color, estas tejas solares también reproducen la forma de la teja a la que imitan: losetas planas (shingles), teja mixta de cerámica, planchas de pizarra o cubiertas naturales de piedra.

Tipos de tejas solares Tesla Solar Roof
Diferentes estilos de tejas solares del sistema Tesla Solar Roof

Diseño inteligente de doble uso

Un tejado solar es un elemento arquitectónico que cumple una doble función. Además de proteger al edificio de la lluvia, el viento, la nieve o el sol, generan electricidad, ayudando así a reducir el gasto en energía eléctrica. El diseño inteligente de los elementos arquitectónicos es uno de los criterios de sostenibilidad más valorados en la bio arquitectura o la arquitectura sustentable.

Los tejados solares son mejores tejados en general

Generalmente, las tejas solares (o losetas) están hechas de materiales mucho más resistentes que los utilizados convencionalmente. Por ejemplo, el Solar Roof de Tesla, está hecho con vidrio templado y tiene garantía de por vida (Tesla bromea diciendo que están garantizadas durante toda la vida útil de la vivienda o hasta el infinito, lo que ocurra primero).

El vidrio templado es un material mucho más resistente a los golpes que las tejas de cerámica, de hormigón o las placas de pizarra. Esta es otra ventaja importante de los tejados solares: son mejores tejados en general. La resistencia del vidrio templado es tres veces superior a la de una teja de cerámica. Las pruebas realizadas por Tesla utilizan proyectiles de 5 cm de diámetro proyectados a 160 km/h y han conseguido la máxima clasificación en la resistencia contra el granizo (clase 4). Esto significa una menor (o nula) probabilidad de goteras por culpa de tejas rotas.

Resistencia de las teja solares de vidrio templado
Ensayo de resistencia al granizo de las tejas solares de vidrio templado Tesla Solar Roof frente a las de pizarra y cerámica (Clase 4)

En definitiva, las tejas y losetas solares utilizan materiales muy resistentes a la intemperie (impermeabilidad, viento, radiación UV) y son interesantes en sí mismos como teja al margen de su capacidad de producir energía eléctrica. En cambio, con los paneles solares la estanqueidad del tejado sigue dependiendo de la teja y el mantenimiento del tejado se vuelve mucho más difícil (sustitución de tejas rotas, limpieza de canales obstruidos por hojas o agujas de pinos, etc.).

Integración en tejados existentes

Algunos fabricantes de sistemas de tejas solares, como Suntegra, ofrecen elementos que se pueden integrar en tejados ya existentes. Suntegra, por ejemplo, dispone de algunos sistemas de shingles fotovoltaicos que se pueden enlazar con las tejas planas de hormigón. Esto permite la instalación por zonas y evita la sustitución completa del tejado.

Tejas y losetas solares del fabricante Suntegra
Losetas solares (shingles) y tejas solares del fabricante de productos de energía solar Suntegra

Son muchos los fabricantes que ofrecen este tipo de producto. Incluso en España se pueden encontrar alternativas de este tipo. Fabricantes como Vidrios Mascarell ofrecen tejas árabes eficientes que incluyen células fotovoltaicas para generar electricidad. Estas tejas se pueden instalar con la técnica de teja cobija y teja canal o bien sobre cubiertas onduladas (uralita).

Sustitución individual de las tejas fotovoltaicas

Si en alguna de las tejas su célula fotovoltaica se avería, la sustitución individual de la misma es algo que se puede hacer con relativa facilidad en casi todos los sistemas de tejados solares.

Inconvenientes de los tejados solares

Aunque pueda parecer lo contrario, no todo son ventajas, las tejas solares también tienen bastantes inconvenientes.

Los tejados solares no son orientables

A instalar placas y paneles solares fotovoltaicos uno de los puntos que más se estudian es la ubicación y orientación de los mismos. Para lograr la mejor eficiencia energética posible, se intenta que estén orientados al sur y reciban la maxima cantidad de radiación solar posible. Incluso existen sistemas motorizados que giran ligeramente, como un girasol, para mirar directamente al sol. Con los tejados solares quedamos limitados a la pendiente que tenga el tejado.

La imposibilidad de orientar las tejas al sol es uno de los motivos por el que los fabricantes ofrecen soluciones mixtas que permiten combinar teja convencional y teja fotovoltaica. Ya que no tiene sentido instalar tejas solares en ubicaciones que no vayan a recibir suficiente radiación solar.

Planta fotovoltaica, también llamada huerto solar, granja solar, etc.
Planta fotovoltaica, también llamada huerto solar, granja solar, etc.

Los paneles solares requieren menos superficie para producir la misma energía

En una teja solar la célula fotovoltaica no ocupa toda la superficie, por este motivo, un tejado solar necesita una mayor extensión para producir la misma cantidad de energía eléctrica. Si no se cuenta con una gran extensión de tejado puede ser más conveniente optar por las clásicas placas solares.

Los tejados solares son más caros que los paneles

En general, se tarda más tiempo en recuperar la inversión económica con los tejados solares que con los paneles. Aunque no siempre es así, de hecho a veces sucede lo opuesto, por ejemplo en obra nueva. Como ya se indicó antes, puesto que los paneles solares por sí solos no sirven como tejado implican más mano de obra y materiales en general (por ejemplo, la estructura metálica), por ello a veces es más rentable el tejado solar aunque el coste de los materiales sea superior.

Si el tejado sobre el que se prevé instalar el panel se encuentra está en buen estado, sustituirlo por un tejado solar no resulta demasiado interesante. En obra nueva o reformas que requieran la sustitución integral del tejado, en cambio, si que puede ser mucho más conveniente (además de ser una solución más estética). Por otro lado, marcas como Suntegra ofrecen paneles de perfil bajo que se ensamblan como un mecano y pasan relativamente desapercibidas, lo que puede ser una buena solución para tejados ya existentes en buen estado.

Techos solares Suntegra
Techos solares del fabricante Suntegra Solar. Izquierda: sistema de shingles para tejados existentes. Derecha: tejas solares planas integrables.

Conclusión

Tejados solares y paneles fotovoltaicos son dos soluciones que nos permiten producir energía eléctrica a partir de fuentes renovables como el sol. En muchos casos estas instalaciones permiten generar toda la energía eléctrica que requiere la vivienda. Si además de cubrir el autoconsumo se genera un excedente (y se cuenta con conexión a la red eléctrica) se puede vender el excedente eléctrico a la compañía.

Ni los tejados solares ni los paneles son alternativas que sean la una claramente superior a la otra ya que cada ambas tiene sus ventajas e inconvenientes. Ahora bien, es cierto que en muchas de las ocasiones, los tejados solares son mejores que los paneles para instalaciones de obra nueva o reformas integrales y viceversa.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *