MaterialesEcologicos.es

Lasur ecológico para tratar madera expuesta a la intemperie

La madera está sin duda entre los materiales de construcción más ecológicos y renovables que existen. Para que este material vivo soporte las inclemencias meteorológicas, debe protegerse. De lo contrario, por no ser un material inerte, la madera será atacada por insectos xilófagos, y degradada por el sol y la lluvia. Un producto sostenible para tratar madera expuesta a la intemperie es el lasur ecológico.

Bien protegida con un lasur con base de agua, la madera se convierte en un recurso renovable y duradero. Es una eficaz alternativa a materiales como el aluminio, usado en ventanas y carpintería metálica. O incluso el hormigón, utilizado en las viguetas de cubiertas, tejados y forjados. Así que ¡hablemos de los lasures ecológicos!

Ultima actualización de precios: 2020-10-07 a las 02:11

¿Qué es un lasur?

Un lasur es un tipo de tratamiento especial para madera que penetra ligeramente en ella, sin llegar a cerrar sus poros. De esta forma, la madera queda protegida frente a los agentes meteorológicos. Este producto protege vigas, ventanas, pérgolas, pies derechos…, de la nieve, la lluvia, el sol y el viento.

Con base de agua, este producto se puede usar, por ejemplo, para tratar traviesas ecológicas. Como los barnices, los lasures son protectores eficaces de madera, pero su funcionamiento es muy distinto.

El barniz, tanto si es mate como brillante, forma una capa superficial en la madera. Es esta capa la que evita que el agua la degrade. Por el contrario, el lasur no forma capa superficial, sino que penetra por los poros de la madera, sin sellarlos. Como resultado, la madera queda protegida, y conserva su textura y aspecto natural.

Lasur contra barniz

¿Tienes madera expuesta a la intemperie y te preguntas qué protector es más eficaz? ¡Pues veamos los pros y los contras del lasur y el barniz!

Los lasures son fáciles de mantener. Esa es su principal ventaja. Puesto que no forman capa superficial, nos olvidamos de una de las tareas más engorrosos que conlleva renovar barniz. Esto es, lijar la superficie.

En toda madera barnizada, las zonas más expuestas, las que más agua y sol reciben, se degradan antes. Esto altera la textura superficial. Se forman capas o escamas. Hay que lijar estas regularidades antes de aplicar el barniz, para que la madera quede bien protegida. Pero usando un lasur nos libramos de este asunto. Porque este producto NO FORMA CAPA.

Otra ventaja del lasur frente al barniz es que no altera el aspecto superficial de la madera. Es decir, sus poros quedan abiertos. El barniz, en cambio, sí modifica la textura, deja un aspecto pulido. Incluso los barnices extramate dejan un acabado liso. Tanto la textura como la veta de la madera resultan menos evidentes.

Por ello, si quieres que tu madera conserve su aspecto natural, no lo dudes, protégela con un lasur. En cambio, si te gustan las superficies lisas y brillantes, quédate con el barniz. Por cierto, el barniz tiene una ventaja: es más fácil limpiar la superficie. Es perfecto, por ejemplo, para proteger el tablero de mesas, estanterías, etc.

Casa de madera protegida con lasur
El lasur es un gran protector para casas de madera

Composición del lasur ecológico para madera

El lasur es un líquido coloro o incoloro con base de agua. Incluye pigmentos inorgánicos y micropartículas que hacen las veces de filtro. Este filtro bloquea la radiación ultravioleta del sol.

Los compuestos del lasur están suspendidos en una dispersión acuosa de copolímero acrílico. Cuanto más oscuro es el color de un lasur, mayor es la concentración de pigmento. Esto se traduce en una mejor protección contra el sol.

De hecho, el lasur incoloro no sirve para tratar maderas expuestas a la intemperie; solo es aplicable en interiores, se usa cuando se busca respetar el color original de la madera.

Cómo tratar madera con lasur

Para aplicar un lasur, la madera debe hallarse en buen estado. Debe estar libre de polvo, seca y, sobre todo, debe tener su poro abierto. En otras palabras, no se puede aplicar lasur sobre madera barnizada. Si es el caso, antes debe lijarse. Decapa sin miramientos todos los barnices y esmaltes antiguos, hasta que llegues a la propia madera.

Puedes aplicar lasur con brocha, rodillo o pistola de pulverizar. Además, aunque ningún bote de lasur te hablará de esta posibilidad, una alternativa muy útil es usar una esponja. Los carpinteros profesionales usan la técnica de la esponja porque es muy eficaz.

Aunque requiere práctica, la esponja es una de las mejores formas de aplicar lasur ecológico. La razón es que permite cargar más cantidad de producto. Se dosifica sobre la madera de forma muy precisa.

Por ejemplo, en las vigas de madera, siempre habrá zonas más deterioradas que otras. Estas áreas son más absorbentes y porosas. Exprimiendo bien la esponja, conseguirás saturar bien la madera con el lasur en esos puntos difíciles.

Por supuesto, el rodillo y la brocha también son efectivos. Pero son un poco más lentos. Es decir, te tocará hacer muchos más viajes de brocha al bote de lasur.

Conclusiones

Un lasur es un producto protector de madera basado en agua. Como el barniz, conserva la madera y hace viable exponerla a la intemperie. Sin embargo, mientras que el barniz crea una capa superficial, el lasur penetra ligeramente en la madera. Y deja el poro abierto.

Por este motivo, el mantenimiento de los elementos arquitectónicos (pilares, vigas, cornisas, ventanas) con lasur es más sencillo. Además, el lasur también se puede usar para proteger muebles en interior y exterior. Pero nunca usaremos el incoloro en maderas expuestas a la intemperie, pues carece de los pigmentos que hacen las veces de filtro solar contra los rayos UV del sol.

Puntúa este artículo
Valoración: 5 (1 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *