MaterialesEcologicos.es

Madera ecológica para la construcción

Por ser un recurso natural renovable, la madera se considera uno de los materiales más ecológicos que existen. El consumo de madera fomenta la plantación de árboles, ya sean bosques nuevos, ya la reforestación de espacios degradados.

La madera ecológica debe incluir algún tipo de certificado que garantice la gestión forestal sostenible. Con el fin de prevenir la venta de madera ilegal, la UE aprobó en 2010 el nuevo Reglamento Europeo de la madera.

En la construcción, como en otros sectores, la madera es un material que tiene distintas aplicaciones. En la bioarquitectura presenta varias ventajas. Por ejemplo, el uso de madera en fachadas, gracias a su bajo coeficiente de transmisión térmica, permite reducir el espesor de los aislantes.

Construcción de una vivienda con estructura de madera. Imagen: Hasslacher

¿Qué tipo de madera se usa en la Construcción?

Aunque antaño se usaban maderas duras como el roble, actualmente para la construcción del armazón de una vivienda unifamiliar se usan, sobre todo, vigas y columnas estructurales de madera blanda de coníferas, como el pino o el abeto. Distinguimos entre dos tipos de vigas:

  • Vigas aserradas: son de una sola pieza, es decir, se fabrican con un único árbol
  • Vigas laminadas: se elaboran pegando con cola varias piezas de madera

Las vigas laminadas son más estables dimensionalmente. Presentan una mayor rectitud y planitud. Además, se pueden fabricar en casi cualquier medida, ya que están ensambladas con piezas más pequeñas que se encolan entre sí. Este sistema nos recuerda a la técnica mass timber, la cual hace viable edificar bloques de varias alturas cuya estructura es exclusivamente de madera.

Madera ecológica: cubierta ligera de madera

Las vigas aserradas no son tan precisas en sus dimensiones. Además, es más difícil para el constructor encontrar vigas aserradas de gran longitud, ya que aquí sí influye el ejemplar concreto. Es decir, el arbol que se utilizó para fabricar la viga.

En cambio, las vigas aserradas son más apreciadas por algunos arquitectos por su estética. Hay quien las considera más ecológicas, ya que la manufactura industrial es menos compleja (y no se usa cola en su fabricación).

Tipos de madera ecológica

Madera aserrada o rústica

En España, la comarcas del Urbión es una de las mayores productoras de madera aserrada. El bosque de igual nombre está situado entre las provincias de Soria y Burgos y es el más extenso de la península ibérica.

Son varias las empresas que extraen madera ecológica del bosque del Urbión, con certificado PEFC, que destinan tanto a la Construcción como a la Carpintería.

La madera del Urbión se comercializa bajo la marca Pino Soria Burgos, creada especialmente para su promoción por CESEFOR. Es decir, el Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y León.

Podemos encontrar los siguientes tipos de madera, todos ellos con certificación PEFC:

  • Vigas estructurales: disponibles en varios largos y secciones. Se pueden cepillar opcionalmente a la medida deseada. Cumplen las clases resistentes C-18, C-24 y C-30 definidas en la norma UNE EN 338.
  • Madera para carpintería: tabla o tablón con gran variedad de escuadrías y longitudes.
  • Productos terminados: tarimas para tejados o suelos, frisos y ménsulas o canes decorativos.

Madera laminada

Las vigas de madera laminada son más convenientes y fáciles de usar para el constructor, debido a la homogeneidad dimensional que presentan. Sin embargo, su aspecto es menos natural, más contemporáneo, pues sus superficies son excesivamente lisas.

Desde el punto de vista ecológico, conviene tener en cuenta dos puntos respecto a la madera laminada:

  • Contiene adhesivo: las piezas que componen una viga laminada se pegan con cola. Esta puede ser para interior (secciones pequeñas) o resistentes a la intemperie (vigas grandes)
  • El transporte: la mayoría de estas vigas proceden de países como Austria o Alemania

Por sus características, la madera laminada permite la construcción de vigas curvadas (por ejemplo: la viga vientre de pez). Asimismo, posibilita construir vigas de gran tamaño, algo que no se puede lograr con la madera aserrada. Tales piezas de madera se usan en construcciones de gran tamaño, como aeropuertos, edificios industriales, almacenes, hangares, etc.

Como mayorista, la madera ecológica laminada se puede comprar a fabricantes como el austríaco Hasslacher, que la ofrece con certificado PEFC. Como constructor, esta madera de importación se puede comprar a almacenistas locales de madera.

Tratamientos para la madera en la bioconstrucción

Para tratar la madera expuesta a la intemperie hay distintas alternativas. La opción más usada para proteger vigas, pilares o fachadas en exteriores son los lasures al agua, también conocidos como barnices ecológicos para madera.

El lasur es un barniz de poro abierto que no sella la superficie de la madera. Este tipo de protector para la madera es muy efectivo, ya que permite que el material respire.

Barniz protector madera ecológico

Además, al no formar película superficial (como un barniz convencional), se facilitan y simplifican los trabajos de mantenimiento. De hecho, gracias a los protectores tipo lasur, se prescinde, en muchas ocasiones, de tener que lijar la madera antes de renovar su tratamiento.

Los pigmentos del lasur ecológico al agua protegen la madera de la radiación UV (excepto los barnices incoloros, que no lo hacen). Además, el tratamiento hidrofuga la superficie y hace que esta repela el agua de lluvia, evitando así la putrefacción de vigas y pilares.

Los muebles y elementos de carpintería de madera como puertas, ventanas, mallorquinas, etc., también pueden ser protegidos con pintura, por ejemplo, con un esmalte ecológico al agua para madera y metal.

Madera en productos biodegradables y ecológicos

Además de la Construcción, la madera ecológica se usa en muchos otros sectores. Por sus cualidades, este material se usa para fabricar diferentes productos ecológicos como juguetes, herramientas de bricolaje o incluso, accesorios de menaje desechables. Vamos a ver algunos ejemplos.

La madera de abedul, blanda, ligera y de color claro, se usa para fabricar cubiertos biodegradables de usar y tirar. El uso de abedul reduce así la huella ecológica. Por otro lado, el bambú, aunque no se considera madera, por no ser árbol, sino una caña, también se usa para fabricar accesorios de menaje: ensaladeras, tuppers o platos biodegradables.

Por otro lado, con tableros de madera contrachapada de abedul, tilo, roble o pino, cortados con láser, la compañía ucraniana Ugears construye maquetas de madera. Los modelos mecánicos de Ugears reproducen con este material objetos mecánicos como cronómetros y cajas fuertes de seguridad. Y también un buen número de vehículos: trenes, tractores, camiones o vehículos deportivos.

locomotora de madera ugears
Los modelos mecánicos de Ugears son una alternativa ecológica al modelismo de plástico

Finalmente, también se emplea la madera en las industria para fabricar el mango de herramientas de construcción, jardinería y bricolaje. Los ejemplos más representativos son los mangos de palas, azadas, mazas, rastrillos, o, sin ir más lejos, los destornilladores con mango de madera.

Conclusión

La madera, por ser renovable, sostenible y natural, es hoy uno de los principales materiales ecológicos con que cuenta el sector de la Construcción para edificar viviendas sustentables. Pero también es muy usada en el sector de la Carpintería, en la industria del menaje del hogar o en las fábricas de juguetes.

Puntúa este artículo
Valoración: 5 (1 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *