MaterialesEcologicos.es

Ladrillos ecológicos

Se consideran ladrillos ecológicos, por ejemplo, a los que incluyen un porcentaje de subproductos industriales. Pero también son ladrillos ecológicos los que se producen en la propia obra, por ejemplo, el adobe, un ladrillo de arcilla sin cocer.

Fuera del ámbito de la construcción, los ladrillos de corcho, usados como bloque de yoga, también reciben el nombre de ladrillos ecológicos.

Impacto ambiental del ladrillo cerámico

El convencional ladrillo cerámico se fabrica con arcilla, un material sin duda natural y ecológico. Sin embargo, su producción requiere una gran cantidad de energía, para el proceso de cocción. Además, a esto hay que sumar el transporte: primero, al almacén de construcción; después, a la obra.

Por otro lado, los muros levantados con ladrillo cocido colocado con mortero de cemento y arena no ofrecen un buen aislamiento térmico. Ello obliga a instalar cámaras con aislante por el interior de las fachadas para evitar la pérdida de calor de la vivienda en invierno, y mantenerla fresca en verano.

También de cerámica, pero de baja densidad y de mayor grosor que el ladrillo, es el bloque de termoarcilla. Con él se pueden construir paredes de una sola hoja con coeficientes de conductividad térmica similares a los muros de ladrillo de varias hojas.

Ejemplos de ladrillos ecológicos

Ladrillos de cenizas de carbón

Reutilizar los recursos y ahorrar en materias primas es uno de los criterios ecológicos de sostenibilidad. Los materiales elaborados con subproductos o residuos procedentes de otros procesos, son en efecto, productos ecológicos. Y en el caso de los ladrillos, el ejemplo ecológico es el ladrillo industrial de cenizas de carbón.

Estos ladrillos ecológicos se producen con una porción de cenizas de carbón que proceden de las centrales térmicas. El inventor del proceso para la fabricación de estos ladrillos fue Henry Liu, presidente de la Freight Pipeline Company y premiado por la NSF (Fundación Nacional para la Ciencia estadounidense).

Unos ladrillos ecológicos elaborados con cenizas de carbón
Ladrillos ecológicos de cenizas de carbón

Ladrillos artesanales de barro cocido al sol

Otro ladrillo ecológico es aquel que se elabora lo más cerca posible del lugar de construcción, usando materiales cercanos, técnica que también se usa, por ejemplo, para llenar las bolsas de superadobe.

Estos ladrillos artesanos no son más que versiones mejoradas del clásico adobe. Para elaborarlos se usan moldes de metal o madera. Se rellenan con barro y fibras de paja, como refuerzo. La paja convierte al ladrillo en un material compuesto. Contribuye a mejorar sus propiedades: reducir el riesgo de agrietamiento y aumentar su cohesión.

muro de adobe
Muro de ladrillos de adobe

Ladrillos ecológicos reciclados

Como segunda acepción para la palabra ladrillo, en el diccionario de la RAE, encontramos:

2. m. Elemento de construcción semejante a un ladrillo hecho de otra materia.

Tomando la definición, se podrían considerar ladrillos ecológicos otros elementos usados a menudo en bioarquitectura. Por ejemplo: las botellas de vidrio o de plástico. Estos elementos constructivos cumplen el requisito fundamental de todo ladrillo, es decir, tener el mismo tamaño.

Con botellas se pueden construir muros y paredes exteriores que ofrecen una interesante ventaja: dejan pasar la luz.

Muro de «ladrillos ecológicos» construido con botellas de vidrio y mortero de cal
Puntúa este artículo
Valoración: 5 (1 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.