MaterialesEcologicos.es

Mesas de roble natural

Las mesas de roble natural son una alternativa más ecológica, sostenible y respetuosa con el planeta que las de tablero sintético. Aceitada o barnizada su superficie con barniz mate, la madera queda con el poro sellado.

De esta forma se evitan manchas y se facilita la limpieza. Así, un material natural como el roble se vuelve funcional como la melamina o el tablero de fibras (MDF) revestido con pintura de PVC.

El tablero de las mesas de roble Comifort es de madera maciza. Se presenta o bien desnudo, es decir, sin tratar; o bien barnizado con barniz de acabado mate.

Ultima actualización de precios: 2021-02-26 a las 11:09

Decoración con mesas de roble natural

La mesa maciza de roble natural con estética industrial combina bien con distintos estilos de decoración. Aunque se asocia el estilo industrial a los lofts neoyorquinos y espacios vanguardistas, en los que predominan el mobiliario moderno e innovador, también son apropiadas para estancias rústicas.

Por ejemplo, una mesa de comedor industrial con tablero de roble sin barnizar puede ser perfecta para decorar una casa rural. De hecho, la textura natural y calidez de color de la madera de roble combinan bien con casi cualquier ambiente.

Mesa comedor roble

Interioristas y decoradores combinan el roble con paredes de color blanco suave o azul claro. Por cierto, si necesitas renovar la pintura de tu hogar, puedes hacerlo con pinturas ecológicas de cal o silicato potásico. Se elaboran con materiales naturales y son transpirables, sanas y libres de tóxicos.

Características de las mesas de roble natural

El roble es un árbol que forma parte del género Quercus. Pertenece este a la familia de las fagáceas, que también incluye a encinas y alcornoques. Del alcornoque mediterráneo se extrae el corcho, un material muy usado para hacer carteras, bloques de corcho y esterillas de yoga, entre otras muchas cosas. Y también se usa como aislante.

Pero volvamos al roble. La madera de roble es resistente. Si está bien tradada, ofrece una gran resistencia al agua. Por ello, esta especie de árbol se usó en su momento para fabricar traviesas de ferrocarril.

El tablero de una mesa de roble soporta bien los arañazos. Es una madera semidura; por ello, marcas y abolladuras aparecerán en ella con más dificultad que en mesas de madera blanda, como pino o abedul.

Por otro lado, la madera del roble también se ha usado en el pasado como material de construcción. De hecho, aún quedan en pie edificios con estructura de pilares y vigas de roble. También en ebanistería y carpintería se elige la madera de roble por su solidez y duración.

Como resultado, el roble es una madera que se ha utilizado para fabricar todo tipo de mobiliario: mesas de comedor, sillas, aparadores, cómodas, estanterías y librerías, etc. También se utiliza para fabricar la carpintería de las viviendas: bastidores, puertas, ventanas, etc.

Mesa comedor roble macizo
Detalle de los laterales de la mesa de comedor de roble macizo

Importante: en mesas sin barnizar, antes de usarlas por primera vez, es imprescindible aplicar un aceite protector para madera de teca o aceite de linaza. La madera de roble con el poro abierto es muy absorbente. Cualquier tipo de líquido, incluso el agua, puede dejar manchas indelebles en la superficie.

¿Por qué comprar una mesa de roble natural?

Las mesas de tableros artificiales de fibras de madera suelen contener resinas, tintes y compuestos químicos que, unas veces son tóxicos y perjudiciales para la salud, y otras para el medio ambiente; o ambas a la vez.

Por ejemplo, como pigmento para el color amarillo se usa cromo, un elemento muy tóxico. Lo mismo pasa con ciertos azules, como el de Prusia, que contiene ferrocianuro potásico, otro componente tóxico y nocivo para la salud y el medio ambiente.

Mesa roble sin barnizar
Detalle de un nudo en el tablero de roble sin barnizar

Por otro lado, si barnizas o pintas tu mismo la mesa de madera, podrás prescindir de productos que contengan disolventes u otros compuestos volátiles. Los productos industriales recurren a ellos para rebajar la fluidez de la pintura o el barniz, y para que se adhieran bien a la madera. Sin embargo, existen alternativas naturales.

El tablero de una mesa de roble natural sin barnizar se presenta completamente desnudo. Así, podrás escoger un tratamiento ecológico más natural. Por ejemplo, puedes tratar el tablero con aceite de linaza.

El aceite de linaza, obtenido a partir de la semilla de lino, pertenece a un grupo especial de aceites llamados agentes secantes. Al secarse, debido a la oxidación natural del aire, estos materiales dejan sobre la superficie de la madera una película lisa y brillante. Además, sellan el poro de la madera facilitando así la limpieza de las manchas.

Puntúa este artículo
Valoración: 4 (3 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.