Papel higiénico ecológico y reciclado

En sitios como Amazon es posible comprar papel higiénico ecológico y reciclado—no sólo para uso doméstico sino también en formato industrial para los dispensadores de baños públicos y oficinas. ¿Pero por qué comprar papel higiénico reciclado? El motivo principal es reducir el consumo de madera, necesaria para elaborar el papel higiénico virgen 100% celulosa. Pero no es el único.

Para producir el papel higiénico ecológico no se utilizan blanqueantes químicos, por este motivo no es de color blanco intenso sino que tiene un tono más neutro y natural. Entre marrón y crema. Es un papel de doble capa, resistente y suave, que no produce irritación en ningún tipo de piel. Cuenta con el certificado ecológico FSC y la etiqueta ecológica europea (Ecolabel).

¿Qué formatos de papel higiénico ecológico existen? ¿De qué está hecho?

Los dos materiales más empleados para producir papel higiénico ecológico son la pulpa de celulosa reciclada y el bambú. El papel reciclado se elabora con restos y residuos de papel ya utilizado. En el caso del papel higiénico de bambú se considera una opción más sostenible por ser una planta de crecimiento rápido. En ambos casos se consigue el objetivo perseguido: evitar la tala de árboles.

Papel higiénico ecológico reciclado

Una práctica bastante habitual entre los fabricantes de papel higiénico ecológico es la de utilizar el formato maxirrollo. Lo cual tiene sentido porque no es resulta demasiado lógico fabricar papel reciclado y no intentar reducir los residuos generados. En el maxirrollo se envuelven muchos más metros de papel de lo habitual—según la marca hasta tres veces la longitud original—reduciendo así el número de mandriles de cartón.

Otro formato muy conveniente es el papel higiénico ecológico en bobina de formato Jumbo. Ideal para dispensadores de papel en oficinas y edificios públicos.

El papel higiénico reciclado se puede comprar en Amazon y comercios especializados. Es un sustituto perfecto del papel higiénico clásico. Echa un vistazo también a los cepillos de dientes de bambú y a las toallitas recicladas

 

Lápices ecológicos plantables, con semilla en su interior

¿Qué podemos hacer para aprovechar los lápices cuando ya son demasiado cortos y apenas se pueden coger con la mano? La primera opción es comprar un extensor de lápices. Se trata de un soporte metálico en el que introducimos el lápiz y nos permite seguir utilizándolo cómodamente. Al menos durante un tiempo. Finalmente acortaremos el lapicero hasta un punto en el que ya no será posible su uso—ni siquiera con el extensor. Para dar solución a este problema se han creado los lápices ecológicos con semilla.

Los lápices plantables o lápices con semilla son simplemente unos lápices corrientes de madera que contienen en su extremo una semilla. Cuando ya no nos son útiles simplemente los plantamos en la tierra y veremos como de ellos nace la planta escogida.

Los lápices plantables son el complemento ideal para los cuadernos ecológicos. Están fabricados a partir de elementos naturales. La madera escogida suele ser de cedro—una madera muy cómun tanto para los lápiceros de grafito como los de colores—mientras que el grafito puede ser puro o mezclado con arcilla.

Algunas de las variedades de plantas que puedes elegir son el perejil, la menta, albahaca, anethon, salvia, tomillo, perilla, trébol y otras especies de plantas aromáticas.

¿Cómo se plantan los lápices ecológicos con semilla?

Cuando el lápiz sea demasiado corto simplemente plántalo en el suelo en un lugar soleado y riégalo. Retira el tapón protector en unos días. Cuando la semilla germine cuida de ella como de cualquier otra planta.

Lápices ecológicos con semilla. Lápices plantables

Estos lápices ecológicos con semilla son perfectos para la oficina, para dibujantes, artistas, arquitectos y también para uso escolar. Pero son el regalo perfecto para los amantes de las plantas y la jardinería.