Harinas ecológicas

Las harinas ecológicas son aquellas elaboradas a partir de cereales cultivados y obtenidos mediante la agricultura orgánica. En la plantación de los cereales no está permitido el uso de pesticidas, herbicidas, insecticidas o fungicidas químicos convencionales. En una harina ecológica debe estar presentar el sello regulador de la agricultura ecológica. Este sello lo otorga el organismo que certifica el cultivo ecológico de dicho cereal.

¿Son más nutritivas las harinas ecológicas?

Las harinas ecológicas no tienen porque tener un mayor número de nutrientes que las convencionales. Sin embargo, hay quién afirma que es así. Dichos defensores alegan, que si una planta sale adelante sin la ayuda de químicos o productos tóxicos es porque es un ejemplar más fuerte (la teoría de la selección natural) También se dice que al haber sido cultivada a partir semillas ecológicas su genética es más fuerte y diversa que las de las semillas convencionales o modificadas. Es decir las semillas no ecológicas.

En lo que si se está de acuerdo, es que una harina integral es más nutritiva que una blanca. El motivo es que las harinas integrales conservan la fibra (cascara exterior del grano del cereal) y el germen (núcleo del cereal).

Harinas ecológicas

Además, la molienda en molino de piedra tradicional es una práctica común en la harina ecológica. Finalmente, si además de ecológica es integral, mejor que mejor. Estaremos, sin duda, ante una harina mucho más sabrosa y nutritiva que la harina blanca.

La textura y el tamaño de grano de estas harinas son muy apreciados. Generalmente, para producir pan rústico y hogazas tradicionales. La parte más nutritiva en vitaminas y minerales de un cereal es el gérmen. En la molienda tradicional es frecuente descartar este componente. Además el molino es de acero, en vez de piedra. La consecuencia es una harina excesivamente fina que mantiene el valor energético. Es decir, las calorías. Pero en cambio,  pierde la mayor parte de los nutrientes. Esto es, las vitaminas, los minerales y sobre todo, la fibra.

Puntúa este artículo
[Total: 0 Promedio: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *