Pelotas de yoga ecológicas sin ftalatos

La mayoría de pelotas de yoga están hechas de PVC. Las bolas de gimnasia de PVC pueden contener ftlatos, látex, cloruros y plomo. Son muy contaminantes para el planeta y perjudiciales para nuestra salud.

Una alternativa posible es comprar una pelota de yoga ecológica de TPR, concretamente la pelota Ecowise (nada barata). No hay muchas más alternativas: algunas pelotas como la Harmony Ball no contienen ftalatos pero siguen siendo de PVC.

¿Por qué comprar una pelota de yoga ecológica?

El PVC está presente en bolas de fitness, pelotas de playa, colchonetas inflables, cortinas de baño y muchos otros productos. El PVC tiene efectos perjudiciales sobre la salud de las personas y sobre el medio ambiente, afectando tanto a las plantas como a los animales.

Pelotas de yoga ecológicas

Los productos de PVC despiden un fuerte olor. Pero este olor no solo es desagradable. También es peligroso para la salud. El PVC puede contener dioxinas, plomo y ftalatos. Muchos de estos químicos son tóxicosi y pueden actuar como disruptores hormonales o cancerígenos.

Por lo tanto, tenemos dos buenas razones para comrar una pelota de yoga ecológica:

  • El medioambiente
  • Nuestra salud

Características de la bola de Yoga Ecowise

Las bolas de fitness Ecowise son pelotas especiales para la realización de yoga, Pilates, gimnasia y otras actividades físicas. Estas bolas han sido fabricadas con un material resistente al estallido que no incluye PVC. Además está libre de otros compuestos peligrosos o alérgicos como el látex, los ftlatos y el cloro. Al no contener PVC, son seguras para niños.

La calidad del material evita la rotura espontánea. Cuando se perfora con un objeto afilado el aire escapa lentamente. Esto sirve para mejorar la alineación corporal, la estabilidad y la fortaleza del core.

Otra importante ventaja, de la pelota de fitness Ecowise es la textura del producto: muy antideslizante. La bola de yoga Ecowise permite la práctica segura del yoga y de otras actividades físicas sin estar expuesto a químicos tóxicos y reduciendo nuestra huella ecológica.

Bola de yoga y fitness Ecowise

Esta pelota se infla fácilmente con un inflador de mano y está disponible en varios colores. Es apta para niños y se puede conseguir en dos tamaños: con diámetro de 55 o de 65 cm.

Impacto medioambiental de las pelotas de yoga de PVC

La mayoría de los balones de fitnes, también conocidos como pelotas de yoga o bolas de estabilidad están hechos con PVC. El PVC es un material plástico altamente contaminante y su reciclaje resulta muy complicado.

Uno de los principales problemas que tiene el reciclaje del PVC es su alto contenido de cloro, alrededor de un 57%. Además, requiere la incorporación de aditivos peligrosos para lograr la calidad deseada del material.

El cloruro de polivinilo (PVC) es un material que ha sido ampliamente utilizado desde la primera mitad del siglo XX. El PVC es fuerte y resistente a los aceites y químico. Una pelota de yoga de PVC resiste la exposición a la luz solar. Además, el PVC es tan versátil que lo encontramos en todo tipo de productos, no solo en bolas de gimnasia. Por ejemplo, juguetes, botellas, materiales de construcción y tuberías.

El PVC figura como tercer plástico en la lista de materiales más utilizados. En el yoga, una de las esterillas de yoga más antideslizantes que existe, es precisamente, de PVC.

Pelota de fintess de PVC

¿Qué problemas medioambientales acarrea una pelota de yoga de PVC?

Son varios:

  • El PVC no es biodegradable
  • Microplásticos: El PVC se degrada en forma de microplásticos: estos microplásticos bloquean el tracto digestivo cuando es ingerido por animales pequeños.
  • Dioxinas: Las bolas de fitness de PVC pueden contener dioxinas. Las dioxinas según informa la OMS son uno de los venenos más potentes producidos por el hombre.
  • Ftalatos: Para lograr que la pelota de yoga pueda ser inflable, al PVC se le agregan plastificantes, generalmente ftalatos. Estos compuestos químicos pueden producer cáncer, daño en el sistema reproductor y problemas renales. Los ftalatos, además de las bolas de yoga, puede estar presente en botellas, tuppers, y otros productos de plástico.
  • Tanto su producción como su reciclaje es altamente contaminante.

Alternativas ecologicas a las pelotas de yoga de PVC

El PVC por ser un material barato y resistente es el material más comúnmente utilizado para fabricar bolas de gimnasia. Otros materiales como la goma natural o el caucho (usado en neumáticos y cámaras de bicicleta) son más seguros y también son elásticos, lo que permite su inflado pero no son tan resistentes, ni tan baratos.

Pelotas de yoga de PVC

Una alternativa más sostenible, a la bola de yoga de PVC, aunque bastante cara, son las pelotas de fitness de TPR (Thermoplastic Rubber).

Las pelotas de yoga de TPR están fabricadas con compuestos de estireno-butadieno-estireno (SBS) o estireno-etileno-butileno-estireno (SEBS). Estos materiales son polímeros que ofrecen propiedades parecidas a los de las gomas vulcanizables, pero se pueden moldear y extruir con la maquinaria convencional utilizada en los termoplásticos.

La ventaja de las bolas de fitness de TPR es que se pueden procesar más rápidamente y a menor coste que las de goma vulcanizable.

Pelotas de yoga

La mayoría de las pelotas de gimnasia ecológicas de TPR son 100% reciclables y compatibles con el estándar RoHS. Además, son resistentes a la intemperie, al ozono y continúan siendo flexibles a bajas temperaturas. También soportan bien el ataque de varios tipos de químicos. El unico inconveniente de las pelotas de yoga de TPR es su precio.

¿Buscas otras alternativas para yoga ecológico? Puedes echar un vistazo a los pantalones de yoga de bambú y a los bloques de yoga de corcho.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *