Maletas ecológicas recicladas

Fabricantes como la sueca Fjallraven o la española Lefrik nos ofrecen la posibilidad de comprar maletas ecológicas fabricadas con polietileno reciclado (PET) obtenido a partir de botellas de agua.

En el caso de Lefrik, sus maletas aparte de ecológicas, son veganas (certificado por PETA).

Ver más modelos

Estas bolsas de viaje también incluyen certificados como el OEKO-TEX o el Global Recycled Standard que garantizan que la elaboración de las mismas ha sido realizada bajo criteros de sostenibilidad medioambiental.

Las maletas ecológicas de este fabricante son muy ligeras, resistentes y tienen un diseño minimalista. Algunas de sus piezas de equipaje son plegables o convertibles en mochila. Además, muchas de sus maletas se pueden llevar en la cabina del avión sin tener que facturar.

ECO maletas recicladas convertibles de Lefrik

Las ECO mochilas convertibles de Lefrik son unas bolsas de viaje ecológicas, convertibles en maleta con cinta bandolera. Sus dimensiones las hacen aptas para llevar en la cabina del avión. Estas bolsas están fabricadas con tejido de fibras de PET producidas a partir de botellas recicladas.

Esta maleta ecológica incluye dos compartimentos separados: un departamento para las prendas de ropa y un segundo bolsillo acolchado especial para guardar un ordenador portátil con el cargador y otros accesorios.

Maletas recicladas Lefrik

Las asas convertibles de estas mochila Lefrik se pueden ocultar de manera que no nos estorben si preferimos llevarla como maletín o bandolera.

Una de las ventajas de esta ECO maleta es el bolsillo interior transparente extraíble. Esta bolsa ha sido diseñada para facilitar el control de líquidos en la aduana del aeropuerto. Además, el compartimento principal incluye varios bolsillos de malla para almacenar y organizar las prendas pequeñas de ropa.

Maletas recicladas Lefrik

Otra ventaja es la ligereza: se trata de un accesorio de viaje poco pesado y muy flexible. Es una buena opción para desplazamientos cortos y viajes de unos pocos días. La calidad del tejido es similar a la otros complementos de equipaje ecológicos, como las mochilas Kanken recicladas.

¿Cómo se fabrican las maletas ecológicas recicladas?

El proceso de fabricación de una maleta ecológica empieza con la separación, por parte del consumidor, de residuos plásticos como las botellas de PET para su posterior reciclaje. Esta es la materia prima que utilizan los fabricantes para elaborar el tejido de las maletas: el polietileno (poliéster) reciclado.

Fabricación maletas ecológicas
Proceso fabricación maletas ecológicas. Fuente: Lefrik

Utilizar poliéster reciclado en lugar de PET virgen es menos contaminante para el medio ambiente ya que se ahorra energía en su proceso de producción. Además, al reutilizar las botellas desechadas se reduce la cantidad de basura que se acumula en los vertederos de todo el planeta.

Para fabricar poliéster reciclado se utiliza un 90% menos de agua que para fabricar poliéster virgen. Una maleta ecológica fabricada con poliéster recuperado tiene una huella de carbono un 75% menor.

El proceso es el siguiente:

  1. Separación y reciclado: el consumidor deposita en el contenedor amarillo las botellas de plástico
  2. Transporte: las botellas se transportan a la planta de reciclaje, se seleccionan y se transportan de nuevo a la fábrica de maletas ecológicas
  3. Limpieza y triturado: las botellas se limpian, se eliminan pegatinas y restos de papel o tinta y se trituran
  4. Fundido: el plástico se funde y se peletiza. Es decir, se convierte en pellets de poliéster
  5. Fabricación del tejido: a partir de los pellets de polietileno reciclado se fabrica hilo de PET. Despues se teje.
  6. Manufactura: utilizando el tejido de PET se proceden a manufacturar las piezas de la maleta de según el patronaje y el diseño escogido
  7. Ensamblado: las piezas se cosen o se sueldan entre sí para finalizar la maleta ecológica

Lefrik diseña sus productos en España y los fabrica en Asia (fabricación ética).

El continente asiático es uno de los primeros lugares que comenzó a reciclar poliéster reduciendo así el plástico en sus vertederos. Lefrik está certificada por la organización PETA (Personas a favor del Tratamiento Ético hacia los Animales) y forman parte del Ethical Fashion Forum.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 4]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *