Mochilas recicladas Re-Kanken

Las mochilas recicladas Re-Kanken son la versión ecológica de las mochilas Fjällräven Kanken.

Estas mochilas vieron la luz en Suecia en 1978, el propósito inicial era prevenir el dolor de espalda de los niños suecos. Rápidamente, la Fjällräven Kanken se convirtió en una de las mochilas escolares más vendidas del país escandinavo.

Mochilas recicladas Re-Kanken Negra y Verde

La mochila Kanken original está fabricada con fibras de polipropileno y vinylon, no contiene tóxicos y no se usan productos químicos (como el PFC) para su impermeabilización.

Tras el éxito de la Kanken, muchos años después, Fjällräven saco las mochilas Re-Kanken: la versión 100% ecológica de la famosa mochila sueca hecha con botellas de plástico recicladas.

Ver más colores y modelos

Características de las mochilas Fjällräven

El material que utiliza Fjällräven para fabricar sus mochilas Re-Kanken es resistente al desgaste y soporta bien las manchas o la humedad. Se limpia fácilmente y es muy ligero.

La mochila Kanken está formada por un gran compartimento principal con cierre mediante cremallera. Este amplio bolsillo se puede abrir en su totalidad y es uno de los elementos más característicos de la mochila Fjällräven.

La ventaja del diseño es que permite un acceso muy fácil a su interior. Además, la Re-Kanken incluye dos bolsillos laterales para botellas de agua.

Mochilas Kanken

En el frontal de las mochilas Fjällräven Re-Kanken encontramos un pequeño bolsillo frontal, también con cierre de cremallera, perfecto para guardar pequeños objetos. La mochila, completamente rectangular, fue diseñada para poder almacenar dos carpetas de formato A4.

Las mochilas Re-Kanken se pueden llevar a los hombros gracias a sus correas ajustables o como si fuera un maletín gracias a sus asas superiores cruzadas. En el interior encontramos un espacio para situar una etiqueta con nuestra dirección o datos de contacto. En el frente, la mochila Fjällräven Re-Kanken está decorada con el famoso logo del zorro hecho de material reflectante.

 

Datos técnicos de las mochilas Fjällräven Re-Kanken

Las mochilas Re-Kanken son muy ligeras. En su formato clásico apenas pesan trescientos gramos. Además, existen también otros dos modelos más ligeros y pequeños: la Re-Kanken Mini y la Kanken Kids (la Kids no se fabrica en versión reciclada).

La Kids incluye tirantes especiales diseñados para los hombros de los niños y un cierre frontal de pecho para estabilizar las correas .

Tejido reciclado mochila Re-Kanken
Detalle del tejido de una mochila reciclada Re-Kanken. PET: Tereftalato de polietileno

El tejido de una mochila reciclada Re-Kanken está hecho con fibras de poliéster reciclado. Esta es la principal diferencia que tiene respecto a la Kanken.

La Kanken clásica está hecha con tejido de Vinylon F. La fibra sintética Vinylon es muy resistente al agua, al roce y al envejecimiento. Para lograr la impermeabilización, Fjällräven, no utiliza PFC ni otros compuestos tóxicos: abandonó completamente el uso de estos químicos en 2015.

Sin embargo, la mochila reciclada Fjällräven Re-Kanken no es tan impermeable como la Kanken clásica ya que el tejido es más parecido a la tela y es más poroso. La tradicional tiene un tacto y una textura más plastificada (y por lo tanto más hidrófuga).

La capacidad de la original mochila backpack sueca es de 16 litros. Sus dimensiones son 27 cm de ancho, 38 cm de alto y 13 cm de profundidad. Son mochilas unisex: no existen modelos específicos para hombre o mujer. Podemos comprar la mochila Kanken clásica en 40 colores, la ofertas de colores de la Re-Kanken es algo más limitada.

Comprar mochila Re-Kanken Mini
Mochilas Re-Kanken Mini de Fjällräven hechas con fibras de polipropileno reciclado (botellas de agua)

Kanken, Re-Kanken y las famosas manchas blancas

Aunque la Recycled-Kanken no es tan impermeable como la Kanken tiene una ventaja: su tejido resiste mejor la radiación ultravioleta.

Muchas personas se quejan de unas minúsculas manchas blancas que aparecen en el tejido de las Kanken al lavarlas por primera vez. La propia Fjällräven recomienda lavar la mochila por separado la primera vez para evitar que destiña.

Aunque esta pequeña pérdida de color no afecta realmente al tejido, ni tampoco a la funcionalidad de la mochila o a su estanqueidad, a muchas personas les desagradan estas manchas blancas. La Re-Kanken en cambio no las produce. El tejido de RPET (Recycled PET) es menos plasticoso, tiene un tacto más parecido al de una mochila de tela de poliéster convencional. Aunque perdemos la impermeabilidad, ganamos en estética.

La Re-Kanken Mini: la mochila Re-Kanken en pequeño

Además de la Re-Kanken estándar, también tenemos la Re-Kanken Mini cuyas dimensiones son: 29x20x13 cm. Para lavar las mochilas suecas Fjällräven basta con utilizar un cepillo suave y agua templada.

Ni la mochila Kanken ni la Re-Kanken utilizan PFC ni tóxicos en su composición. Sin embargo, solo la Re-Kanken está hecha con botellas recicladas. Así que, si te has decidido a comprar una mochila Fjällräven asegúrate de escoger la Re-Kanken.

En el siguiente enlace te explicamos las diferencias entre la Kanken y la Re-Kanken.

Mochila Kanken para portátil

Aunque Fjällräven fue una de las pioneras en fabricar este tipo de mochila, en la actualidad muchas otras marcas fabrican mochilas recicladas de botellas, incluyendo mochilas recicladas para ordenadores portátiles.

La mochila Kanken también se puede comprar en formato especial para portátiles de 15 o 17 pulgadas.

Alternativas para conseguir una mochila Re-Kanken más barata

Tanto la Kanken como la mochila reciclada Re-Kanken son accesorios de equipaje de mucho éxito que toda persona quiere tener, pero está claro que no está al alcance de todos los bolsillos. ¿Cómo se puede comprar una mochila Fjällräven barata?

Hay varias opciones pero solo una es aceptable: comprarla de segunda mano.

¿Dónde se puede comprar una mochila Re Kanken de segunda mano?

En sitios como milanuncios se pueden comprar estas mochilas a un precio mucho más asequible. Tendremos, eso sí, la precaución de pedir algún tipo de prueba de compra (foto, ticket original de compra, factura, etc.) para evitar que nos vendan una mochila Re-Kanken (o Kanken) robada.

También tenemos que tener cuidado con las réplicas y falsificaciones, que también abundan en este tipo de sitios y también en algunas otras tiendas online.

Comprar una falsificación o réplica de mochila Kanken es la otra opción de conseguirla más barata, pero ni la una ni la otra son aceptables y no solo por cuestiones de propiedad industrial (copyright).

Réplicas, falsificaciones e imitaciones de las mochilas Re-Kanken

Existen dos tipos de imitaciones:

  • La réplica o falsificación: reproducen fielmente el diseño y el aspecto de la mochila Fjällraven original. Incluso las etiquetas. Dependiendo de la calidad de la falsificación costará más o menos trabajo distinguirla de la real. Estas mochilas pueden costar una cuarta parte que el modelo original, pero están lejos de ser baratas. Tejido de mala calidad, malas condiciones laborales de los trabajadores y olvidémonos de que puedan ser recicladas. Los estafadores o empresas que fabrican este tipo de mochilas obviamente no tienen ningún escrúpulo ni un sistema ético de valores. Solo buscan obtener nuestro dinero engañandonos y aprovechándose de la ingenuidad de algunas personas.
  • La imitación: una mochila Re-Kanken (o Kanken) de imitación no busca ser idéntica al modelo original, pero sí parecerse. Aquí, a lo que se recurre, es a copiar su forma rectangular y sus dimensiones. También se imita la posición de sus bolsillos, cremalleras, asas, correas y tirantes. Básicamente se fabrica una mochila similar a una auténtica Fjällräven, con una excepción: el emblema de la marca. En estas mochilas se utilizan colores que pueden ser idénticos o parecidos, pero nunca se imita ni el logo ni el nombre de la mochila, aunque sí su posición. En vez de Fjällräven podríamos encontrar nombres como Hunken, Kranken o Frjöllven. Es decir, nombres que suenan parecidos para intentar confundir a los incautos. Tampoco debemos comprar este tipo de mochila, aparte de por la propiedad industrial, porque tampoco compraríamos una mochila barata de un material mediocre, fabricada sin criterios de sostenibilidad, que es lo que van a ofrecernos por ese precio. De pagar bien a los trabajadores, ni hablamos.

La conclusión a la que debemos llegar es que las mochilas (Re) Kanken valen lo que valen debido a su calidad, a los criterios de sostenibilidad con los que se fabrican (teñido no contaminante del tejido y tejido reciclado de botellas en el caso de la Re-Kanken), al trato justo hacia el trabajador y a la aportación económica que Fjällräven hace a la Arctic Fox Initiative, un proyecto para la conservación del zorro polar ártico en Suecia, Finlandia y Noruega.

En definitiva: al comprar una mochila Fjällräven falsificada estamos siendo engañados con una mochila de bajo precio que se nos vende a un precio mucho más elevado.

Historia de las mochilas Fjällräven

¿Cómo llego la compañía sueca a fabricar las famosas mochilas Fjällräven que todo el mundo quiere comprar?

La primera mochila Fjällräven (1960)

Fjällräven es una compañía sueca de ropa y equipamiento de montaña centrada, según ellos mismos, en la elaboración de productos sencillos y prácticos que respeten el medio ambiente. Uno de los objetivos de Fjällräven es que sus mochilas y prendas de ropa sean duraderos, de diseño atemporal y sostenibles para la naturaleza, la gente y los animales.

La compañía sueca Fjällräven comienza con un macuto backpack con estructura de aluminio. El sueño del joven Åke Nordin era poseer una empresa de ropa que hiciera la naturaleza más accesible a la gente. El primer producto que fabrico Nordin fue una mochila backpack con marco de aluminio.

Diez años antes de que la primera mochila Fjällräven viera la luz, en 1950, Åke fabricó una mochila backpack con marco de madera en el sotano de su casa utilizando la máquina de coser de su madre y las herramientas de su padre. En ese mismo sotano, 10 años después nació la primera mochila Fjällräven, esta vez con marco de aluminio.

Durante la siguiente década, Åke extendió su gama de productos incluyendo en su catálogo, junto a las mochilas Fjällräven, una buena variedad de tiendas de campaña, sacos de dormir, chaquetas de montaña y pantalones. En esta decada se establecieron productos como la chaqueta Greenland, la Expedition Down y la mochila Kanken Backpack.

Chaquetas y tiendas de campaña (1964)

En 1964, Fjällräven lanzó su tienda de campaña Thermo Tent, fabricada con tejido transpirable que evitaba la condensación. También lo extendió a los sacos de dormir. La construcción con un diseño de doble capa y membranas permeables al vapor de agua obsoletizó los sacos de dormir tradicionales, no transpirables.

Después de ofrecer una alternativa a los sacos de dormir húmedos, mucho antes de que llegaran las mochilas Fjällräven Kanken, Åke Nordin lanzó su famosa chaqueta Greenland (1968). Una expedición a Groenlandia sirvió de inspiración a Nordin. La chaqueta Fjällräven Greenland fue la primera prenda de ropa de Fjällräven.

Algunas de las características que hicieron que la chaqueta Greenland se convirtiera rápidamente en una de las más vendidas fueron:

  • La capucha: diseñada para permitir el libre movimiento del cuello y la cabeza
  • Sus dobles costuras: protección adicional contra la lluvia, la nieve y el frío
  • Fuelles bajo las áxilas: facilitan el libre movimiento de los brazos
  • Botones anticorrosión recubiertos con cromo
  • Grandes bolsillos laterales con solapas y cierres
  • Bolsillos muy cálidos tras los bolsillos principales
  • Doble hombrera para una mayor protección frente a la lluvia
  • El exclusivo tejido G-1000: hecho con un 65% de poliéster y un 35% de algodón. Ofrece una excelente resistencia al desgaste y un buen comportamiento frente a las condiciones atmosféricas
  • Doble tejido en las mangas desde el codo para una mayor durabilidad de la chaqueta
  • Doble cierre: cremallera de nylon y borche para mayor protección contra el frío

La chaqueta Fjällräven se extendió rápidamente por toda Europa, aunque en algunos países, como Reino Unido, solo se podía comprar por correo. Para hacer más efectiva la impermeabilización la compañía sueca utilizaba parafina.

Como podemos comprobar, el uso de materiales naturales o reciclados no formaba parte de la política inicial de la empresa. En aquella época apenas se tenía en cuenta el respeto por el medio ambiente. Sin embargo, años después, la empresa cambió su política y fue apostando por el uso de materiales más sostenibles. Por ejemplo, las mochilas Fjällräven Kanken, hechas con botellas de plástico recicladas.

Mochilas recicladas Re-Kanken
Mochila reciclada Re-Kanken hecha con botellas de plástico de PET

Mochila Fjällräven Kanken (1978)

En la decada de 1970, Fjällräven continúa especializandose en prendas de ropa para montañismo. La compañía fabrica su primer pantalón y se introduce también la chaqueta Expedition Down.

Por fin, en 1978, llega la mochila Fjällräven Kanken. La mochila Kanken se desarrolla en un contexto en el que los niños suecos cada vez tenían más problemas de espalda. El diseño rectangular de la mochila Fjällräven permitia almacenar dos carpetas de formato A4.

Aunque la mochila Kanken nació como un producto escolar orientado a los niños no paso mucho tiempo antes de que también los adultos quisieran comprar una mochila Fjällräven.

Mochilas Re-Kanken Interior

Abandono de los perfluorados y cadena de trazabilidad Down Promise

En el año 2011, la compañía de las mochilas Kanken y Re-Kanken abandona la impregnación de sus productos con perfluorados PFC. Los PFC son sustancias químicas utilizadas para impermeabilizar tejidos y con propiedades antiadherentes. No solo se utilizan para fabricar mochilas y ropa sino que también los encontramos en el papel plastificado, las sartenes, los pesticidas y en algunos cosméticos.

Los perfluorados, por sus propiedades, se han utilizado de manera intensiva y su uso está extendido en todo el mundo. En 2011, Fjällräven diseña, junto a otros fabricantes, un nuevo tejido hecho a partir de poliester reciclado que se impermeabiliza sin añadir PFC. Antes de que la nueva chaqueta Fjällräven llegara a las tiendas, la empresa ya había logrado algunos premios y galardones que reconocían la preocupación medioambiental de la compañí

En 2014, Fjällräven lanza Down Promise. Un código de conducta que garantiza la completa trazabilidad en la cadena de suministro. Pronto se convirtió en una de las mejores políticas en la industria textil. En 2015, Fjällräven eliminó el PFC de todos sus productos.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *