Pañales lavables de tela

¿Cuáles son los pañales más ecológicos de todos? Sin ninguna duda: los pañales lavables de tela. Los pañales desechables de bambú están bien para aquellas ocasiones en las que no podemos utilizar los de tela. En todos los demás casos los pañales lavables son los más sostenibles, los mas amigables con el medio ambiente y también los mejores para la piel de los bebés: no contienen poliacrilato de sodio, un componente que absorbe la orina y que está incluso presente en los pañales de bambú (aunque en menor cantidad).

Ventajas de los pañales lavables de tela

En primer lugar, la ventaja de los pañales lavables es que no contienen productos químicos como el citado poliacrilato de sodio. Este químico se utiliza en los pañales desechables por la gran capacidad que tiene para absorber líquidos—hasta treinta veces su peso en agua. En cambio, el tejido de bambú es naturalmente absorbente e igual de efectivo.

Pañales lavables

Segundo, son infinitamente más ecológicos. Se estima que cada bebé consume en los primeros años de su vida en torno a 6000 pañales. Si hablamos de pañales desechables de plástico su degradación puede llevar hasta 500 años. En comparación utilizando pañales lavables esta cifra se reduce a sólo quince o veinte unidades (y además se degradarán antes).

Tercero, los pañales lavables de tela son mucho más baratos. ¿Cuánto cuesta un paquete de pañales desechables? ¿Y cuanto cuestan los pañales lavables? De acuerdo que son tres o cuatro veces más caros, pero teniendo en cuenta la duración, incluso si fueran más caros de lo que son seguirían siendo mucho más económicos. Un pañal desechable es de un solo uso. Uno de tela dura decenas o cientos de veces más.

Cuarto, respiran mejor y producen menos reacciones alérgicas e irritación en la piel del bebé. Algunos estudios apuntan a que el poliacrilato de sodio produce algunas reacciones alérgicas y problemas de dermatitis en pieles sensibles. En comparación, los pañales lavables de tela, más cuando son de tejidos naturales como el bambú, son mucho más agradables y respetuosos con la piel de los bebés.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *