MaterialesEcologicos.es

Toallitas desmaquillantes ecológicas reutilizables

Bastoncillos de algodón, cepillos de dientes y toallitas desmaquillantes ecológicas comparten una materia prima: el bambú. Con este material se fabrican cada vez más alternativas ecológicas.

La suavidad del tejido de bambú es clave en las toallitas desmaquillantes reutilizables. También las hay mixtas: con una porción de algodón orgánico. En ambos casos incluyen una bolsita de tela para lavarlas en la lavadora.

Ultima actualización de precios: 2021-02-27 a las 20:38

Impacto ambiental de las toallitas desmaquillantes

¿Cuál dirías que es el inconveniente de las toallitas desmaquillantes convencionales? Según informa inforecikla, este producto, por cuestiones higiénicas, este producto no puede ser reciclado.

Por ello, se aconseja no mezclar los discos desmaquillantes con otros materiales que sí son reciclables. Pero ¿dónde irán a parar entonces las toallitas desmaquillantes? Has acertado; o bien a un vertedero, o bien al océano.

El impacto ambiental que tienen los desechos que generamos día a día es una de las principales causas de desertización. Pero también de la contaminación de océanos, ríos y acuíferos subterraneos, así como tantos otros daños medioambentales.

Toallitas desmaquillantes ecológicas reutilizables
Toallitas desmaquillantes ecológicas reutilizables

Ventajas de las toallitas desmaquillantes ecológicas

Piénsalo: un disco desmaquillante con plástico solo te presta servicio durante unos minutos, pero tarda decenas de años en degradarse. ¿De verdad crees que está justificada la elección de este material?

Para sustituir a los contaminantes discos desmaquillantes, tienes una alternativa ecológica muy eficaz y barata: las toallitas reutilizables ecológicas. Además, puedes fabricar tu propio líquido desmaquillante casero.

Los discos reutilizables de bambú o algodón orgánico son suaves y respetan tu piel. El tejido de bambú es incluso más suave que el algodón. Por ello, también se usa para fabricar ropa y otros materiales textiles. Por ejemplo: pantalones de yoga, ropa de cuna, etc.

Cambiando de tema, las toallas desmaquillantes ecológicas son biodegradables. Ahora bien, ¡detente! No corras a tirarlos como si fuesen las almohadillas desechables quitamaquillajes. Porque son reutilizables. Y esto quiere decir que las puedes lavar en la lavadora unas cuantas veces.

¿Cómo se lavan los discos? La mayoría de marcas de toallitas desmaquillantes ecológicas reutilizables incluyen un pequeño saquito. Guárdalo en el tocador de baño: en él irás depositando los discos usados. Llegado el momento, simplemente pon el saco en lavadora, junto al resto de la colada.

¿Ya te has dado cuenta? ¿Cierto? Otra ventaja interesante de las almohadillas reutilizables es que a la larga son mucho más baratas. Y ahora, para que ahorres un poco más, te mostramos cómo puedes hacer en casa tu propio líquido desmaquillante.

¿Cómo hacer desmaquillante en casa?

Para fabricar tu propio desmaquillante necesitarás estos siguientes ingredientes:

  • Agua
  • Un aceite vegetal, preferiblemente de coco o almendra
  • Un jabón ecológico líquido respetuoso con la piel

La receta es muy simple de preparar. Solo mezcla bien los ingredientes entre sí. El jabón y el aceite vegetal son excelentes limpiadores y no agreden a tu piel. Pon un poco de preparado en tus toallitas desmaquillantes ecológicas y listo. ¡Fuera el maquillaje! Pero de manera sostenible: sin perjudicar al planeta.

¡Ah! Y también puedes usar aceite de jojoba biológico como solución limpiadora, es muy efectivo. Las toallitas de bambú son efectivas eliminando el rímel, el tóner y también te sirven para limpiar tu piel con un agente limpiador.

Por cierto, se estima que puedes reutilizar estos discos limpiadores ecológicos unas mil veces antes de tener que desecharlos. Bueno, es posible que el fabricante exagere…

Conclusiones

En definitiva, los discos desmaquillantes ecológicos son la alternativa sostenible a las nefastas almohadillas desechables. Recuerda que, si son de fibras plásticas, los discos pueden tardar hasta 500 años en degradarse.

Puntúa este artículo
Valoración: 5 (1 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *