MaterialesEcologicos.es

Ropa de cuna ecológica

¿Por qué usar ropa de cuna ecológica? Son varias las ventajas comprar ropa de cuna orgánica y no convencional. Las sabanas ecológicas para colchones para bebés, se fabrican, por ejemplo, con tejido de algodón orgánico o hilo de bambú sin usar pesticidas o herbicidas de síntesis química.

Como resultado, se causa un menor impacto en la naturaleza. Además, el algodón orgánico resultante queda libre de tóxicos que pueden afectar a la salud de los trabajadores de las fábricas. Y también a tu bebé.

ropa de cuna ecológica y bebe

Ultima actualización de precios: 2021-02-27 a las 13:58

Las ventajas del tejido de bambú

Cuando leemos en la etiqueta de una prenda «100 % algodón», enseguida nos transmite tranquilidad. En parte porque no contiene fibras textiles de plástico, como el nailon o el poliester. Sin embargo, el cultivo del algodón es muy contaminante cuando no es orgánico.

Por ejemplo, en Chile, para cultivar una hectárea de algodón se usan 800 kg de abono químico, 3 desinfectantes, 8 insecticidas, 2 fungicidas y 4 reguladores del crecimiento; además de otros abonos foliares y herbicidas.

cultivo de algodón orgánico
El algodón de cultivo no ecológico se considera el cultivo más tóxico del mundo

Bambusoideae es una vasta subfamilia de plantas que se agrupa bajo las poáceas o las gramíneas. Bambú es el nombre común de la caña leñosa de estas especies botánicas. Es una de las plantas más importantes para el ser humano por varios motivos. Por ejemplo: porque con ella se puede fabricar un material textil similar a la tela de algodón: el tejido de bambú.

El bambú es una caña de crecimiento ultrarrápido que, a diferencia de la planta del algodón (el arbusto Gosspyum) resiste de forma natural a las plagas. Eso quiere decir que se puede cultivar sin pesticidas. Pesticidas y herbicidas químicos de síntesis son culpables de la muerte de millones de abejas. No solo eso. Además, muchos de estos químicos son tóxicos y agentes carcinógenos para las personas.

Por tanto, la ropa de cuna ecológica de bambú se postula como una alternativa más sostenible que el algodón. La otra posibilidad es comprar sábanas de algodón orgánico. Aportamos, de esta manera, nuestro granito de arena: reducimos el impacto sobre el planeta y la muerte de trabajadores.

Y todo lo anterior, al tiempo que evitamos exponer al bebé a los posibles residuos tóxicos del algodón tradicional.

La certificación OEKO-TEX

Al comprar sábanas de cuna ecológicas, es aconsejable verificar que posean algún tipo de certificado ecológico. Por ejemplo, ciertas marcas de ropa de cuna orgánica elaboran sus productos en la Unión Europea y los certifican con el sello OEKO-TEX Clase I.

OEKO-TEX de clase I acredita que los productos para bebés y niños de hasta 3 años de edad están libres de sustancias nocivas. Se aplica esta clase a prendas de ropa interior, peleles, toallas y ropa de cuna.

Ropa de cuna ecológica de algodón orgánico o bambú
La ropa de cuna ecológica ayuda a prevenir la muerte de trabajadores e insectos (abejas) producida por pesticidas tóxicos de síntesis

Ropa de cuna ecológica

¿Algodón orgánico o bambú? Ambas telas son sostenibles. La tela de bambú es tan suave como la de algodón e igualmente resistente. Y se puede lavar en la lavadora. Además, la composición de algunas sábanas es mixta. Es común combinar un 60 % de viscosa de bambú con un 40 % de algodón.

Estas sábanas ecológicas se fabrican en una amplia variedad de tamaños para adaptarse a cada colchón de cuna. Las medidas más comunes son: 40×80 cm, 60×120 cm, 70×140 cm y 100×140 cm. Como en la ropa convencional de cuna, las bajeras orgánicas de algodón o bambú son ajustables y fáciles de instalar en el colchón.

Ultima actualización de precios: 2021-02-27 a las 13:18

Conclusiones

La fibra de algodón pasó a ser en el siglo XX el material más usado en productos textiles. Preferida por mucha gente a las fibras sintéticas derivadas del petróleo, como el nailon, poliéster, licra, etc., la tela de algodón tiene la ventaja de ser un material natural; por desgracia, lejos está de ser sostenible, a menos que sea de cultivo orgánico.

El cultivo tradicional del algodón es altamente contaminante para el planeta. El gran cóctel de químicos que exige esta planta incluye nombres como el dicloropropeno, clasificado como posible cancerígeno para las personas, en el grupo 2B de la IARC. Y a esta lista se suman otros como acefato, diuron, fluometuron, pendimentalin, tribufos…

Además, una buena porción del algodón se cultiva en países en vías de desarrollo, donde las medidas de seguridad de los trabajadores son escasas o inexistentes. Lo que ocasiona enfermedades y muertes tanto de los agricultores como de los trabajadores de fábricas textiles.

Por tanto, comprar ropa de cuna de algodón orgánico o bambú, una planta naturalmente resistente a las plagas, es más seguro para el bebé. Pero también más sostenible para la natureleza. Y una muestra de solidaridad con las comunidades productoras de estos textiles, que de esta forma tienen una oportunidad de reducir la exposición a los tóxicos, minimizar la contaminación de sus aguas, y evitar la degradación de sus suelos.

Puntúa este artículo
Valoración: 5 (1 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.