Bolsas de basura recicladas

A la hora de buscar una alternativa a las bolsas de basura de plástico tenemos dos opciones: las bolsas de basura biodegradables y las bolsas de basura recicladas fabricadas con plástico usado. ¿Qué opción es mejor?

El impacto medioambiental de las bolsas compostables es muy bajo: al no estar hechas con plástico se degradan sin producir residuos contaminantes. Sin embargo, las bolsas recicladas tienen dos ventajas respecto a las biodegradables.

En primer lugar, las bolsas de basura recicladas son mucho más resistentes que las compostables. Pero además, estas bolsas tienen otra ventaja: la reutilización de plásticos existentes. Comprar bolsas recicladas da salida a los plásticos que ya han sido producidos y evita que acaben acumulados por cientos de años en vertederos, o peor aún, en el mar.

Para garantizar un impacto ambiental mínimo, las bolsas recicladas, que son a su vez reciclables, se deben utilizar solo para el reciclaje de envases, pues de lo contrario volvemos a estar como al principio. Para la basura orgánica, tenemos que utilizar las bolsas compostables 100% biodegradables.

Características de las bolsas de basura recicladas

Empresas como Relevo fabrican bolsas de basura a partir de plásticos reciclados. Las bolsas relevo están hechas con plástico de invernadero. Las bolsas recicladas relevo tienen un 20% más de resistencia en comparación con las bolsas de plástico convencionales. Aunque esto supone un mayor uso de plástico por bolsa, no supone realmente un problema ya que el material utilizado es plástico usado.

Además de su alta resistencia, otra ventaja de este tipo de bolsa respecto a las compostables es que incluye la cinta de autocierre (las compostables no suelen hacerlo, lo que impide llenarlas hasta arriba).

Bolsas de basura recicladas
Bolsas de basura hechas con plástico reciclado

¿Cómo se fabrican las bolsas de basura recicladas?

Este producto comienza con la separación de los residuos de plástico según el tipo de material. El plástico utilizado para fabricar las bolsas recicladas es polietileno de baja densidad. El primer paso consiste en la limpieza y trituración de los restos.

Los restos ya limpios y triturados se funden y se transforman en granzas de polietileno. Las granzas son pequeñas piezas de plástico con forma de pastilla listas para ser utilizadas como materias primas por otras industrias de transformación.

A partir de las granzas, se produce film de polietileno de baja densidad. Con este film reciclado se fabrica la bolsa de basura siguiendo el mismo proceso que el utilizado para las bolsas convencionales.

¿Y para la caca del perro? ¿Crees que tiene algún sentido que la pongamos en plásticos que duran cientos de años? Podemos, y debemos, comprar bolsas biodegradables para heces de perro.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *