MaterialesEcologicos.es

Tuppers ecológicos de bambú

El tupper de bambú es una alternativa sostenible al de plástico. Es ligero y resistente. No se rompe, como el de vidrio; pero es biodegradable, a diferencia del fabricado con plástico. Además, se puede usar en el congelador y el lavavajillas… ¡Detente! No lo compres tan rápido.

El táper de bambú no contiene BPA (Bisfenol A), sin embargo, sí incluye, en muchos casos, la controvertida resina de melamina. Esta sustancia se considera un disruptor endocrino. Por tanto, aunque es perfectamente sostenible, podría no ser seguro para tu salud.

Tuppers ecológicos de bambú

Introducción

Dos materiales comúnmente usados para fabricar táperes y fiambreras son el plástico y el vidrio.

El vidrio es más duradero, más higiénico y más fácil de limpiar. Por el contrario, los tupper de plástico se arañan más fácilmente. Su superficie se vuelve porosa. De esta manera, esta erosión hace más difícil limpiar la suciedad acumulada, que se incrusta en estos arañazos.

Por su parte, la fiambrera de vidrio tiene un inconveniente: se puede remper. Pensando en los niños, para evitar accidentes, por ejemplo, la alternativa ecológica que reune las ventajas de estos materiales es el llamado plástico de bambú.

Bambú y plástico de bambú

Material cool y sostenible por antonomasia, con el bambú se fabrican desde teclados ecológicos para ordenadores hasta cepillos de dientes. La madera de bambú es segura, sin embargo, el plástico de bambú podría no serlo.

En primer lugar, aunque se hable de madera de bambú, esta especie vegetal no es un árbol. El bambú es una familia de plantas de crecimiento rápido que incluye especies herbáceas y leñosas. Crece de manera natural en America, Asia, Oceanía y África. Es decir, en todos los continentes, excepto Europa.

Tallos de bambú
Tallos de bambú

Con los tallos del bambú se fabrican muebles, suelos, utensilios de cocina, palillos, pajitas, y otras pequeñas herramientas. Sus fibras textiles se usan, asimismo, para producir tejidos: ropa de cuna ecológica, sábanas, calcetines. Por otro lado, si se extrae la celulosa, con el bambú se puede producir, por ejemplo, papel higiénico.

Plástico de bambú

Sin embargo, la madera de bambú es en parte porosa. Parece difícil fabricar con ella un táper que pueda ser lavado en el lavavajillas. Lo mismo pasa con elementos de menaje como tazas, platos, ensaladeras o fiambreras. Estos productos se producen con un material compuesto: el plástico de bambú.

Este plástico biodegradable puede incluir fibra de bambú, fibra de madera, almidón de maíz y resina de melamina, que aglutina y sella el material. La ventaja del plástico de bambú es que soporta bien la humedad y tiene propiedades antimicrobianas. No es susceptible de generar hongos o moho y no se hincha con el agua.

Ventajas del táper de bambú

De esta manera, los táper ecológicos de plástico de bambú se pueden fregar a mano (véase: lavavajillas biodegradable ecológico) o en el lavavajillas, pues algunos soportan agua caliente a 70ºC.

La resistencia a los golpes es una clara ventaja de este táper: como tampoco la fiambrera de plástico, el táper de bambú no se rompe si a los niños, pongamos, se les cae al suelo.

Tupper niños bambú
Táper ecológico de plástico de bambú

Además, por ser un material libre de BPA, renovable y biodegradable se considera al plástico de bambú un material ecológico. En efecto, un táper de bambú terminará desintegrándose, a pesar de ser resistente a la humedad.

Finalmente, otro punto a favor del producto es que no coge olores ni traspasa sabores a la comida, algo que sí ocurre con las fiambreras de plástico.

Toxicidad de la melamina

En 2008, murieron en China decenas de niños contaminados por un compuesto tóxico: la melamina. No fue el táper de bambú el culpable, sin embargo.

Algunos fabricantes incorporaron ilegalmente melamina a la leche en polvo para aumentar la cantidad de proteínas. Se encontró esta sustancia en concentraciones superiores a 2500 mg por kg, cuando la cantidad máxima admisible según la OMS es de 0,2 mg por kg.

La ingestión de melamina puede producir cálculos renales, causar daños en la vejiga y afectar al sistema reproductor. La ingestión crónica de melamina está relacionada con el cáncer de vejiga.

Esta sustancia también se puede encontrar en el revestimiento de las latas de alimentos. Tras el caso de contaminación de leche en polvo con melamina en China, la Unión Europea reguló por normativa el nivel máximo admisible de esta sustancia.

Según parece, el objetivo es discernir si el alimento contiene melámina de manera accidental, por ejemplo, migrada desde el revestimiento, o intencionada (adulterada para aumentar su valor proteico).

Conclusiones

El táper de bambú es una alternativa sostenible al de plástico. En muchos casos, el producto contiene resina de melamina como aglutinante. Otros fabricantes usan bioplásticos como el PLA (ácido poliláctico). Si el plástico de bambú ha sido producido con resina de melamina, cabe la posibilidad de que esta sustancia migre a los alimentos.

Por tanto, pese a las ventajas del táper de bambú, la prudencia recomienda seguir usando el rompible, pero seguro, táper de vidrio o de vidrio borosilicato (más ligero); eso sí, vigilando que la tapa de plástico esté libre de BPA. También nos queda la opción de seguir confiando en la clásica fiambrera de acero inoxidable.

Ultima actualización de precios: 2021-02-26 a las 14:18

Fuentes consultadas:

Puntúa este artículo
Valoración: 4.4 (7 votos)

2 comentarios en «Tuppers ecológicos de bambú»

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *