MaterialesEcologicos.es

¿Qué es la cosmética casera?

Desde tiempos remotos el jabón se fabrica a partir de dos materiales: una base grasa y un álcali. Materiales opcionales para hacer jabón son los tensoactivos (que reducen la tensión superficial del agua), las fragancias, los abrasivos, los colorantes y los blanqueadores ópticos. Estos últimos, en el jabón para lavar la ropa, reducen visualmente el tono amarillo del tejido blanco al aumentar la cantidad de luz reflejada. Hoy, gracias a las recetas de la cosmética casera, se tiene total libertad para hacer jabón artesanal en casa usando solo ingredientes naturales, sostenibles y libres de crueldad animal.

jabón de cosmética casera elaborado con ingredientes naturales

Ingredientes libres de crueldad animal para cosmética casera

Mantecas, ceras y aromas, pero también aceites esenciales, glicerina o barros exfoliantes. Son solo algunos de los ingredientes que se emplean en la cosmética casera para hacer jabones artesanales para la piel o el cabello. Pero también para elaborar detergente suave para lavar prendas de ropa delicadas. O incluso pastillas para fregar a mano la vajilla y la cubertería. Todo depende de la fórmula.

La idea de hacer jabón y detergente en casa parece, sin duda, beneficiosa para la naturaleza. En efecto, ello permite generar menos residuos (envases de plástico, embalajes). Ahora bien, las sustancias mencionadas no tienen por qué ser naturales ni ecológicas ni veganas ni libres de crueldad animal. ¿Cómo asegurarse, pues, de que los materiales escogidos para cocinar los cosméticos domésticos sí lo sean? Una posible respuesta es comprar en tiendas especializadas en productos de cosmética casera y natural. Como Jabonarium.

Jabonarium es un referente en el mundo del jabón casero. Esta tienda cuenta con un catálogo de más de 2000 ingredientes naturales. En su tienda en línea, Jabonarium señala con total transparencia cuáles de sus productos son veganos (sello ACENE Vegan), cuáles ecológicos (ACENE Bio) y cuáles naturales (ACENE Nat). Además, indica claramente qué productos no están testados en animales con la etiqueta cruelty free. Es más, registrándose en la página, la persona interesada podrá descargar los certificados de análisis del producto.

Algunas ventajas de la cosmética casera

Sea para producir jabón blando (con textura de ungüento y potasa como álcali) o duro (más consistente y hecho con sosa cáustica), la industria recurre por causas económicas a la producción continua. En el proceso se usan hidrolizadores, evaporadores, refrigeradores, bombas de alta presión, motores, mezcladores e intercambiadores de calor. Como es de esperar, tal maquinaria consume una alta cantidad de energía.

Y a la energía usada para saponificar el cuerpo graso hay que añadir la gastada, en forma de combustible, para llevar los materiales hasta la fábrica, primero, y transportar el jabón hasta la tienda, después. En cambio, los cosméticos caseros se elaboran con unas herramientas básicas: balanza, pipetas, vasos de precipitados. Y la placa de la cocina como fuente de calor.

Así, el menor uso de energía es una primera ventaja de la cosmética casera. Una segunda es la opción de apostar solo por materiales respetuosos con el entorno, veganos y que no supongan maltrato animal. Por ejemplo, cambiando el sebo crudo de res por mantecas vegetales (karité, cacao).

No hay que olvidar, en tercer lugar, el ahorro de dinero. Pues, por lo general, un jabón casero con ingredientes de alta calidad suele ser más barato que la alternativa comercial. En cuarto lugar, siempre cabe adaptar el cosmético a las necesidades de cada persona. Por ejemplo, es posible seleccionar las materias más apropiadas según la naturaleza del cabello y la piel (seca, grasa, mixta), y prescindir de alérgenos conocidos.

Aprender la Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos

Por último, la cosmética casera brinda la gran oportunidad de aprender sobre el sistema INCI. Esto es, la Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos. Que combina nombres científicos con términos en latín y en inglés para designar los distintos materiales usados en cremas hidratantes, geles de baño, jabones, champús…

No es ningún secreto que saber leer la sección INCI de un cosmético permite, como quien analiza la etiqueta nutricional y la lista de ingredientes de un alimento procesado, evaluar la calidad del producto con total garantía. Evitando, así, los trucos del marketing, el diseño del envase, etc.

Dar los primeros pasos en la cosmética natural

En definitiva, quien desee aprender sobre cosmética casera encontrará en Jabonarium, ya no solo una tienda donde comprar los materiales, también la información necesaria para dar los primeros pasos. De hecho, la plataforma también presenta una comunidad para compartir recetas. En el blog de cosmética natural, por ejemplo, se ofrecen una gran cantidad de artículos, guías sobre materiales y recetarios para hacer jabón, pero también maquillajes, bálsamos, perfumes, mascarillas, cremas corporales, limpiadores, desmaquillantes, etcétera.

Puntúa este artículo
Valoración: 0 (0 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *