Aceite de coco ecológico

Al igual que sucede con el aceite de oliva ecológico, el de argán, o el aceite de jojoba, el mejor aceite de coco ecológico es el que se obtiene mediante prensado en frío utilizando medios exclusivamente mecánicos.

El aceite de coco es muy rico en ácido láurico, un ácido graso saturado formado por doce átomos de carbono, veinticuatro de hidrógeno y dos de óxigeno. El ácido láurico tiene una ligera fragancia a jabón y una cualidad que lo hace idóneo para fabricar jabones ecológicos caseros: produce grandes cantidades de espuma.

Un aceite de coco ecológico debe superar todos los controles establecidos por el organismo regulador de la agricultura ecológica para poder lucir el sello de agricultura orgánica. La mayoría de los aceites de coco ecológicos son 100% puros, y por lo tanto no son refinados, pero no está de más comprobar que el fabricante así lo indica en el envase. Para evitar que el aceite de coco pueda contaminarse con partículas o residuos del envase lo mejor es comprarlo siempre en frascos de vidrio.

Aceite de coco ecológico

¿Para qué se puede utilizar el aceite de coco ecológico?

El aceite de coco tiene muchas aplicaciones. Por ejemplo, en repostería sustituye de manera muy efectiva a la mantequilla y otras grasas animales (el aceite de coco es vegano). En cosmética, se puede utilizar, al igual que la manteca de karité o la glicerina vegetal, como mascarilla para el pelo. También hay quien lo mezcla con bicarbonato sódico y algunos otros compuestos para fabricar pasta de dientes ecológica casera. También se puede utilizar para hidratar la piel.

Características del aceite de coco

El aceite de coco es una grasa saturada que es sólida a temperatura ambiente. Cuando se calienta se vuelve fluido. Es un aceite muy fragante, con un olor muy característico que le resulta agradable a la mayoría de las personas. Es muy polivalente y tiene numerosas aplicaciones tanto en la cocina como en la cosmética. Es un buen agente hidratante y suaviza mucho las pieles resecas castigadas por el viento y el frío. También se utiliza muy frecuentemente como mascarilla para el cabello.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 4]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *