MaterialesEcologicos.es

Manteca de karité ecológica

Vitellaria paradoxa es su nombre científico; una planta de unos 15 m de altura que vive en la sabana africana. Hablamos del karité: el árbol de la mantequilla. Hidratar la piel, el pelo y las uñas; recuperar las manos agrietadas y cuidar la piel y los labios son algunos usos de la manteca de karité ecológica. Pero tiene muchos más.

En forma de bloque suele presentarse la manteca de karité, un ingrediente natural y ecológico ideal para fabricar cosméticos caseros. Mezclándola con ingredientes como el aceite de oliva o almendras se consigue, por ejemplo, una crema hidratante.

Mézclese la manteca del árbol africano con aceite de coco para suavizar su intenso olor, demasiado fuerte para algunas personas. Y añádanse a voluntad aceites esenciales y aromas si fuese necesario. Por cierto ¿sabías que este árbol vive hasta 300 años? ¿O que su diámetro llega a veces a medir un metro?

Ultima actualización de precios: 2021-02-26 a las 04:48

Propiedades de la manteca de karité Bio

La manteca de karité (Shea Butter en inglés) es rica en vitaminas A, E y F. Este ingrediente se usa tradicionalmente en África desde hace cientos de años, por sus excepcionales propiedades hidratantes y calmantes.

Se dice que la Cleopatra del Antiguo Egipto ya conocía la manteca de Karité y la usaba de manera habitual en sus tratamientos. Además, esta mantequilla natural no es solo regenerativa y curativa. Es también un excelente protector de la piel.

De hecho, por sus cualidades reduce los efectos adversos que tienen los elementos climáticos en nuestra piel. De esta manera, es un producto ideal para proteger la cara y las manos del viento, la nieve, la lluvia y los rayos solares; así como del frío en general. Por ejemplo: es perfecta para recuperar labios agrietados.

Además, la manteca de karite BIO también flexibiliza y mejora la elasticidad de la piel. Hay quien asegura que aplicada en la cara, y por su gran capacidad hidratante, previene la formación de arrugas y líneas de expresión.

De hecho, si tu piel es seborreica es un agente de hidratación excepcional, pues suaviza y nutre la piel. Y también te sirve para tratar la dermatitis atópica.

En definitiva, úsese como crema de día o de noche; o mézclese con glicerina ecológica para hacer un jabón suave y cremoso. Las posibilidades son variadas. Por cierto, la grasa de karité es más barata que otros cosméticos y a veces más duradera.

Manteca de karité ecológica BIO
La manteca de karite se puede comprar en terrón o en bote, con consistencia mantequillosa

¿Cómo usar la manteca de karité?

Este ingrediente natural es sin duda uno de los más versátiles ingredientes para la cosmética ecológica y vegana. La manteca de karité es una especie comodín. Según con qué la combines, te servirá para hacer un montón de cosas: balsamo labial, crema hidratante facial o corporal, mascarillas para el cabello, hidratante para las manos.

Puedes comprar manteca de karité ecológica en terrones. En este caso, toma con una cuchara la cantidad que vayas a preparar. Caliéntala al baño maría hasta que esté liquida. Viértela entonces en un recipiente; deja que se enfríe: volverá a su estado sólido. Pero tendrá la untuosidad necesaria para ser usada.

En cuanto al olor, es intenso; y es una de sus desventajas. No obstante, aunque al principio puede resultar incómodo, debes tener en cuenta que es de gusto adquirido. Además, este es un problema menor si sirve para prescindir de los químicos y las sustancias poco naturales que contienen los cosméticos no ecológicos. ¿No crees?

Ver este vídeo en YouTube.

Conclusiones

La manteca de karite ecológica se extrae del árbol del mismo nombre. Karite significa ‘arbol de mantequilla’ y es una planta de la sabana African que alcanza los quince metros de altura. Crece en estado salvaje en África, especialmente en Burkina Faso, Costa de Marfil, Malí y Sudán

Se usa por sus propiedades en multitud de productos de cosmética y tú también puedes usarla en tus cosméticos caseros. Por ejemplo, puedes combinar la manteca de karité ecológica con ingredientes como el aceite esencial de lavanda, el aceite de argán, la rosa mosqueta o el aceite de oliva ecológico.

Según la mezcla preparada conseguirás cremas hidratantes con diferentes propiedades: súper hidratante, calmante, regenerativa, antiarrugas, antiestrías, antiedad… Puedes usarlas para hidratar distintas partes del cuerpo: manos, cara, uñas, brazos, piernas, cabello…

P.D.: la manteca de karité contiene látex. No es el mismo látex que el extraído de la planta Hevea Brasiliensis para fabricar caucho (una goma natural con la que se fabrican, por ejemplo, esterillas ecológicas de yoga). Sin embargo, su composición química es parecida y puede producir alergia. Así que si tienes alergia a esta sustancia, ¡hazte una prueba antes de usarla!

Ultima actualización de precios: 2021-02-27 a las 09:08

Puntúa este artículo
Valoración: 4 (1 votos)

¿Quieres dejar tu comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *