Jabones ecológicos

¿Por qué son mejores los jabones ecológicos a los industriales? Una de las razones es uqe los jabones ecológicos, mejor aún si son artesanales, no contienen los compuestos sintéticos y aditivos nocivos que sí suelen estar presentes en los jabones industriales convencionales.

Si todavía no has probado un jabón ecológico haz la prueba. Verás que su calidad es muy superior a los tradicionales: huelen mejor y son más suaves y respetuosos con tu piel (y muchas veces más hidratantes).

Como base para los jabones ecológicos se pueden utilizar ingredientes como la leche de soja, la manteca de karité, el aceite de oliva (también de almendra), la grasa de coco o el aceite ecológico de jojoba. Además para aromatizar se pueden añadir aceites esenciales de limón, menta, romero, coco, lavanda, argán, mandarina, rosas, etc.

Ventajas de los jabones ecológicos

La mayoría de los jabones ecológicos son igual de efectivos que los tradicionales para la limpieza de las manos, la exfoliación, la hidratación, etc. Pero además, los jabones ecológicos están libres de productos tóxicos o nocivos para tu piel y no son perjudiciales para el medioambiente. Además, muchas de las marcas de jabones ecológicos son veganas y sus productos están libres de crueldad (no testados en animales).

Además no solo existe jabón ecológico para las manos o el cuerpo. También puedes encontrar jabón ecológico para lavar la ropa. Y si vas a lavar tu ropa con agua caliente puedes utilizar incluso las nueces de jabón, el fruto de un árbol cuyo alto contenido de saponinas te permite lavar la ropa de manera natural.

Jabones ecológicos

No compres jabones ecológicos con aceite de palma

Antes de comprar jabones ecológicos asegúrate de que no contengan aceite de palma. Aunque el aceite de palma no es perjudicial como ingrediente de cosmética sí que lo es para la naturaleza (y mucho). A menos que el fabricante presente algún tipo de certificado que asegure que el aceite de palma utilizado procede de plantaciones ecológicas sostenibles lo más probable es que no sea así. La industria del aceite de palma es una de las más destructivas que existen en el mundo y amenaza el hábitats de algunas especies como el orangután o el manturón.

En uno de sus últimos informes, la organización ecologísta Greenpeace denunciaba la deforestación de más de 130.000 hectáreas de bosque tropical en Indonesia (en apenas tres años) llevada a cabo por empresas productoras de aceite de palma. Las regiones que están siendo deforestadas para producir aceite de palma son algunas de las que contaban con mayor biodiversidad del mundo. Algunos de los mayores consumidores de aceite de palma son L’Oreal, Nestlé, Colgate y Unilever, pero existen muchas más.

Simplemente asegúrate de que el aceite de palma no figura entre los ingredientes antes de comprar tu jabón ecológico.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *