Rotuladores mágicos ecológicos para niños

Los rotuladores mágicos ecológicos son idénticos a los rotuladores mágicos convencionales pero sus tintas están fabricadas a base de agua y son más respetuosas con el medio ambiente.

Estos rotuladores cambian de color cuando se solapan sus capas. Su punta es sensible a la presión.

¿Cómo funcionan los rotuladores mágicos?

Los rotuladores mágicos se utilizan como si fuera cualquier otro rotulador escolar. Se pueden aplicar sobre papel, cartón, cartulina y madera. Al aplicar el rotulador blanco sobre los trazos de otros colores su tinta cambia de color como por arte de magia.

Los rotuladores mágicos ÖkoNORM están fabricados con tintes y pigmentos naturales, lo que los hace seguros para los niños y respetuosos con el planeta. Están libres de químicos nocivos como el formaldehído y otros compuestos tóxicos.

La clave de estas pinturas escolares está en la tinta blanca, es un rotulador especial que reacciona químicamente con el resto de tintas para alterar el color. Al igual que otro rotulador conviene no dejarlo destapado para evitar que su punta se seque (aunque se pueden reactivar con unas gotas de limón).

Ökonorm es un fabricante alemán de rotuladores y otras pinturas para niños que fue fundada en 1989 por dos personas implicadas con la sostenibilidad medio ambiental de los materiales escolares. El objetivo de ÖkoNORM es desarrollar productos de calidad, respetuosos con el planeta y libres de tóxicos.

Además de rotuladores mágicos, ÖkoNORM fabrica muchas otras pinturas: ceras, lápices de colores, acuarelas, plastilina ecológica, pintura de dedos, etc. Su catálogo de productos ecológicos está orientados, sobre todo, al uso escolar.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 4]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *