Moldes ecológicos para hacer helados en casa

Hay dos alternativas ecológicas a los moldes para hacer helados en casa de plástico: los de acero inoxidable y los silicona sanitaria (silicona platino).

Ambos son respetuosos con el medio ambiente, duraderos y seguros para la salud.

¿Por qué comprar moldes ecológicos para helados?

Por ejemplo, para hacer helados veganos. Cada día hay más recetas caseras para hacer helados veganos en casa con una textura y sabor similares a la de los mejores helados comerciales.

La clave para que la textura de los helados veganos sea cremosa y suave es utilizar algún tipo de grasa vegetal. Preferiblemente intentaremos que esta grasa provenga de los propios alimentos.

Moldes helados acero inoxidable
Kit de moldes de acero inoxidable para helados con palos de madera incluidos

Los frutos secos son uno de los ingredientes más utilizados para hacer helados veganos, de hecho hay marcas comerciales que, como base para sus helados, utilizan exclusivamente anacardos.

Los deliciosos helados veganos Booja-Booja son conocidos por utilizar apenas 4 o 5 ingredientes como máximo: agua, anacardos y sirope de ágave como base. Después se añade cacao, nueces pecanas u otros ingredientes según el sabor.

Para los helados de chocolate podemos utilizar manteca de cacao ecológica y bebida vegetal de coco, aguacate, etc. Buscando un poco en Internet se pueden encontrar un montón de recetas de helados veganos.

Gracias a los moldes ecológicos para helados podremos darle forma de polo si es que preferimos este formato a la tarrina.

Tipos de moldes ecológicos para helados

Podemos comprar moldes ecológicos para helados de varios tipos. También existen alternativas a los moldes de plástico para polos, o para las clásicas heladeras, fabricados con plásticos libres de BPA, pero nos centraremos en los realmente ecológicos.

La primera opción es utilizar moldes de silicona ecológica. La silicona es un material inerte que soporta las altas temperaturas. Por sus cualidades es muy utilizado para fabricar moldes para cocina. Aparte de los moldes ecológicos de helados, la silicona también la podemos encontrar en los moldes de hornear.

Moldes helados silicona

La ventaja de la silicona es que es un material que de forma natural es muy flexible y antiadherente. Es por lo tanto fácil de desmoldar.

Helados veganos en moldes ecológicos
Helado vegano de platano y chocolate hecho en moldes ecológicos para helados. Fuente: Begin Vegan Begun.

¿Son seguros los moldes para helados de silicona?

La silicona utilizada para fabricar helados y otros productos de cocina de higiene (por ejemplo tetinas de biberón) es, en la mayoría de los casos, la silicona platino. Este material es un polímero inodoro derivado de la silicona y fabricado a base de silicio, más concretamente dióxido de silicio.

Para obtener este material se recurre a minerales como la arenisca o simplemente arena. El tipo de proceso industrial que se emplee para ello es el que determina su estructura física y las propiedades finales del material: más o menos elástico, flexibilidad, antiadherencia, etc.

Moldes helados caseros
Moldes para helados caseros de silicona grado sanitario

Otra posibilidad es comprar moldes ecológicos para helados de acero inoxidable. El acero, aunque requiere una gran cantidad de energía para su elaboración, tiene la ventaja de ser un material extraordinariamente duradero.

Los moldes para helados de acero inoxidable tienen una vida útil muy larga ya que es un material que no se ve afectado por corrosión. Por su dureza, tampoco se araña ni se abolla. Son, además, muy fáciles de limpiar.

Ventajas de los moldes ecológicos para helados

El acero inoxidable 304 es un material autorizado para uso alimentario que se considera seguro para la salud. Es una variante de la aleación convencional de acero al carbono que incluye un porcentaje de níquel y cromo para hacerlo resistente a la corrosión.

Los moldes ecológicos para helados son fáciles de limpiar y de desmoldar, además no absorben olores ni sabores (algo que sí sucede con los de plástico). Es un material menos contaminante y más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Otro punto a favor de estos moldes es que no se rompen si se caen al suelo ni se rajan, debido al aumento de volumen del hielo, cuando los metemos en el congelador, incluso si nos hemos pasado llenándolos.

Estos moldes se suman a la lista, cada vez mayor, de alternativas ecológicas para productos de cocina. En ella podemos encontrar desde tuppers de bambú hasta cubiertos de madera o pajitas de acero inoxidable, perfectas para sorbetes y granizados.

Al comprar moldes ecológicos para helados, hay que tener en cuenta si se incluyen o no los palitos de madera, en muchos de los lotes sí vienen incluidos.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *