Ventajas e inconvenientes de las pinturas ecológicas

Existen diferentes tipos de pinturas ecológicas incluyendo pintura plástica para paredes, barnices, esmaltes al agua para muebles y carpintería metálica o lasur para madera.

¿Pero cuáles son las ventajas de utilizar pinturas ecológicas? ¿Por qué deberíamos comprar estas pinturas en vez de las tradicionales?

Pintura blanca para interiores

¿Qué problemas tiene la pintura no ecológica?

La Organización Mundial de la Salud  afirmó que los pintores profesionales tienen un 40% más de posibilidades de tener cáncer de pulmón.

Aunque en menor medida, este es un problema que también afecta a las personas que viven en casas pintadas con pinturas plásticas convencionales. Las pinturas ecológicas son una alternativa que eliminan o reducen este peligro.

Las pinturas tradicionales pueden incluir en su composición formaldehído, metales pesados y compuestos orgánicos volátiles (COV). Los COVs se liberan cuando se pinta y pueden seguir haciéndolo durante un periodo de tiempo de hasta cinco años después de su aplicación.

Pinturas

En 2010 entró en vigor una nueva normativa de la Unión Europea por la que se regulaba los niveles máximos de COVs que podía emitir una pintura. A partir de ese momento, los fabricantes de pintura se interesaron por la posibilidad de etiquetar sus pinturas como ecológicas o respetuosas con el medioambiente.

Tras la aplicación de la normativa aparecieron algunos casos de greenwashing y todavía hoy, muchas pinturas etiquetadas como ecológicas aún contienen niveles dañinos de COVs y otras sustancias nocivas. Sin embargo, la entrada en vigor de las nuevas leyes sobre COVs también amplió la oferta de pinturas ecológicas.

Podemos distinguir entre dos tipos de pinturas ecológicas. La auténtica pintura ecológica no sería la que tiene una menor proporción de productos tóxicos como COVs o metales pesados sino la que no los contiene en absoluto. Existen algunas pinturas naturales biodegradables, libres de sustancias perjudiciales cuyos restos se pueden añadir, incluso, a la pila de compost.

Pinturas ecológicas Keim Ecosil
Keim Ecosil, una pintura ecológica de silicato potásico

Los cuatro tipos más comunes de pinturas 100% ecológicas son la pintura vegetal fabricada a partir de colas vegetales, la pintura de cal, la pintura de silicato potásico y la pintura de arcilla.

Las pinturas plásticas ecológicas sin olor con baja emisividad de COVs también se comercializan como ecológicas, pero hay que tener presente que no tienen por qué ser naturales.

Las ventajas e inconvenientes de las pinturas ecológicas naturales

El inconveniente principal: su precio. Incluso las pinturas ecológicas más económicas suelen ser más caras que las pinturas plásticas convencionales. También es cierto que en muchos casos el rendimiento es superior.

Otro inconveniente, de algunas pinturas, es la mayor dificultad de aplicación o su incompatibilidad con ciertos tipos de soportes. Por ejemplo, la pintura de silicato puro no se puede aplicar directamente sobre superficies pintadas con pinturas plásticas.

Madera pintada

Esto obliga, en ocasiones, a eliminar la pintura antigua o, si el estado de la misma es bueno, aplicar un puente de adherencia antes de la aplicación de la pintura ecológica. La mayoría de las pinturas ecológicas se pueden aplicar sobre revestimientos minerales, como por ejemplo un mortero de arcilla.

Dicho esto, el resto son casi todo ventajas. Con la excepción de la pintura vegetal, el resto de opciones: la pintura de cal, la de arcilla o la de silicato no se estropean y pueden conservarse en buen estado durante muchos años siempre que el envase esté bien cerrado. Tienen además otras ventajas:

  • No emiten compuestos orgánicos volátiles (COVs)
  • No tienen olores desagradables
  • No producen mareos ni dolor de cabeza
  • Son aptas para personas con sensibilidad a los químicos
  • También se recomiendan para personas con alergias

Durabilidad de las pinturas ecológicas naturales

La durabilidad de estas pinturas respecto a las plásticas tradicionales puede ser inferior o superior según qué tipo de pintura ecológica escojamos.

Fachadas con pintura

La pintura de arcilla es sumamente decorativa pero es más delicada y soporta peor el roce o las salpicaduras de agua que una buena pintura plástica. En cambio, la resistencia y durabilidad de la pintura de silicato potásico supera con creces a la de la pintura plástica.

Existen edificios pintados con pinturas de silicato potásico en excelente estado de conservación después de más de 100 años.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]

3 comentarios en “Ventajas e inconvenientes de las pinturas ecológicas

  1. he pintado la fachada de mi casa con pintura de silicato y ha sido un desastre porque cuando paso la mano por ella me la pinta toda .He seguido las instrucciones tanto de la imprimación como de la pintura . he usado varias marcas y todas se caen.Agradecería que alguien me explicara que pasa.Quienes me la recomendaron no me dan ninguna explicación satisfactoria.

  2. ¡Un post muy necesario!
    Partiendo de la base de que las pinturas ecológicas son totalmente respetuosas con el medio ambiente, ya son una apuesta más que considerable. Por otro lado, tienen mayor perdurabilidad que los artículos convencionales y permite la transpiración de las paredes. Yo me decanto por ellas sin dudarlo.
    ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *